En la peatonal Rivadavia

Comerciantes atraparon a tres chicos que compraban ropa con transferencias truchas

viernes, 17 de noviembre de 2023 01:10
viernes, 17 de noviembre de 2023 01:10

Los damnificados tienen sus locales en una galería de la peatonal Rivadavia. Los chicos tienen entre 15 y 16 años y son oriundos de Pomán. La Justicia especializada ordenó el secuestro de los teléfonos celulares a través de los cuales “fingían” las transferencias.

Tienen entre 15 y 16 años, son oriundos de Pomán y estafaron en varios locales de indumentaria a través de una aplicación de transferencias “truchas”. Por disposición de la Fiscalía Penal Juvenil, los tres adolescentes fueron ingresados al Centro de Admisión y Derivación. Solo el de 16 es punible y podría responder por el delito endilgado, aun cuando por la pena que prevé esto es excarcelable.

Fuentes judiciales informaron que, en horas de la mañana del miércoles, unos comerciantes que tienen sus locales en la galería “Dubay” -que funciona sobre peatonal Rivadavia, entre avenida Güemes y calle Zurita- salieron a la peatonal y buscaron a los policías que la recorren a pie, alertándolos de que en el interior de esta tenían a tres personas aprehendidas.

Al ingresar los policías, encontraron a tres adolescentes que estaban siendo retenidos por varias personas, que dijeron ser comerciantes de la galería y habrían sido estafados con transferencias “truchas”.

Según explicó uno de los damnificados a los efectivos, los jovencitos habían realizado varias compras pagando con transferencias a través de la aplicación Mercado Pago. Si bien los chicos les enseñaban a los comerciantes sus teléfonos celulares con el supuesto comprobante, el dinero no impactaba en las cuentas. En un primer momento, los damnificados presumieron que la demora en la acreditación se debía a una dificultad en la aplicación.

Aun cuando el pago no impactaba, los comerciantes en su buena fe les entregaban a los adolescentes la mercadería que habían adquirido.

Cuando uno de ellos quiso comprar en otra tienda de la misma galería y mostró la aplicación de pago a través de transferencia, el comerciante se percató de que se trataba de una aplicación trucha con la que anteriormente lo habían estafado. 
De inmediato retuvo a los chicos en el interior de la galería, junto a otros comerciantes con los que salieron a buscar a la policía.

Luego de escuchar a los damnificados, los efectivos convocaron al personal de la Comisaría Primera, que trasladó a los jovencitos en la patrulla al Centro de Admisión y Derivación (CAD), poniendo en conocimiento del hecho a la Fiscalía Penal Juvenil a cargo del Dr. Guillermo Narváez, que impartió una serie de medidas, entre ellas, el secuestro de los teléfonos celulares de los adolescentes, como así también de los elementos comprados.

Comentarios

Otras Noticias