A más de un año del homicidio

Peritos de la querella “observaron” el lugar donde asesinaron al ministro Rojas

Por dos horas en el interior de la casa, los profesionales intercambiaron criterios con colegas locales.
viernes, 29 de diciembre de 2023 01:00
viernes, 29 de diciembre de 2023 01:00

La causa en la que se investiga el homicidio del ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Juan Carlos Rojas, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado el 3 de diciembre del año pasado por su hijo Fernando en su domicilio del barrio Loteo Argentino, en el norte de la Capital, sumó ayer un nuevo capítulo.

Alrededor de las 17.00, los reconocidos criminólogos a nivel nacional Juan José Fenoglio y Raúl Torres, peritos propuestos por la querella que representa a Natalia Rojas, ingresaron a la vivienda en donde asesinaron a “Rojitas”, la que se encuentra con custodia policial desde el 5 de diciembre del año pasado para, según explicaron, “tomar contacto y en primera persona con el lugar donde fue asesinado”.

Hasta el momento, los peritos, quienes participaron de la junta médica que se realizó a finales del mes pasado en la provincia de Buenos Aires y en la que participaron también peritos designados por la Corte de Justicia; concluyeron, en base a los diferentes informes médicos, las dos autopsias y otros elementos que constan en el expediente, que al ministro Juan Carlos Rojas lo “asesinaron de un golpe certero en la cabeza dado a traición” -según la hipótesis de Fiscalía-. Cabe recordar que solo habían tenido contacto con la causa a través de las fojas del abultado expediente.

Acompañados por el fiscal Hugo Costilla, quien lleva adelante la investigación del crimen, su secretario Ramón Ángel Seco, el delegado judicial Juan Pablo Cangi, el director del CIF, Sebastián Vega; la profesional médica del CIF De Marco y el técnico eviscerador forense Ricardo Tapia, los peritos designados por la querella recorrieron toda la vivienda de Rojas. 

Durante su permanencia tanto en el interior como en el patio externo de la casa, más precisamente en la galería donde fue encontrado boca abajo sin vida Juan Carlos, los especialistas intercambiaron “conceptos” y “apreciaciones” con sus colegas, así como también efectuaron algunas conjeturas con el fiscal, según informaron voceros de la causa.

De la medida judicial, que se efectuó a instancias de la querella, participaron también el abogado Iván Sarquís, quien representa a Natalia, y Gabriel Díaz, defensor de la única imputada que tiene la causa, quien está en libertad desde el 15 de enero del año 2022, Silvina Nieva.

Tras permanecer por el lapso de casi dos horas en el interior de la casa, los profesionales, el personal judicial y médicos del CIF se retiraron de la vivienda, quedando la misma nuevamente cerrada y con consigna policial.

En las afueras del domicilio estaban los hijos del ministro, Natalia y Fernando Rojas quienes se mostraron optimistas con la realización de la “inspección ocular”, según ellos definieron a la presencia de los peritos en la casa de su padre.

“Esto nos da más esperanza de que finalmente se sepa qué le paso a mi papá. Vamos a esperar. Sabemos, por lo que nos contaron, que iban a recorrer la casa para poder entender qué sucedió y aportar elementos a la investigación”, expresaron los hijos en diálogo con la prensa. 

Si la casa “habló”, como se dice en la criminalística y la criminología, durante la medida efectuada ayer, el caso podría tener grandes e importantes avances en la búsqueda del o de los homicidas del ministro, circunstancia que hasta el momento es incierta para los investigadores, quienes solo tienen con “imputación” a Silvina Nieva bajo la lupa.

Si bien la teoría del caso (informada a través de un comunicado por la Fiscalía a cargo de Hugo Costilla) de que a Juan Carlos lo asesinaron de “un solo golpe” dado a traición podría ubicar en el rompecabezas a la única imputada como posible autora (es decir, que podría ser ella quien le dio el único golpe mortal), no se descarta que las conclusiones a las que se pudo arribar en dicha “observación”, sumadas a otros indicios ya existentes en el expediente, como el informe del director del CIF, quien también participó en la medida, coloquen o no a Nieva en la escena o si agregan al menos a uno o más homicidas. 

Comentarios

Otras Noticias