Hoy recordarán al ministro asesinado

Crimen de Rojas: a un año del asesinato, la familia exige respuestas al fiscal Costilla

domingo, 3 de diciembre de 2023 03:09
domingo, 3 de diciembre de 2023 03:09

Hoy se cumple el primer aniversario de la muerte del ministro Juan Carlos Rojas, un hecho sin precedentes que marcó a la sociedad catamarqueña ya que es la primera vez que un funcionario del ejecutivo es asesinado en cumplimiento de sus funciones y el o los responsables aún gozan de impunidad.

Como si fuera poco, a casi un año del brutal crimen, la Fiscalía emitió un pormenorizado informe sobre la investigación, que por supuesto no cayó nada bien en el seno familiar de la víctima, quienes aún no saben qué sucedió con su padre y exigen respuestas al fiscal Hugo Costilla sobre otras líneas de investigación que no se habrían tenido en cuenta.  

En este sentido, Fernando Rojas, sobre quien se posaron los ojos de la Justicia por más tiempo de lo habitual y a pesar de que finalmente fue aceptado como querellante, aún pesan sobre él sospechas por parte del Ministerio Público Fiscal, que considera que pudo haber contaminado la escena del crimen.

En respuesta a esto, el hijo del ministro asesinado utilizó sus redes sociales para apuntar algunos “detalles” que habría omitido en el informe oficial, y dijo: “Ante el tardío informe de la Justicia de Catamarca, consideramos que faltó poner e investigar lo más importante: encubridores si los hubiere, autores intelectuales si los hubiere, tráfico de influencias si los hubiere, coimas y presiones si los hubiere, encubrimiento de delito por lavado de activos si lo hubiere, funcionarios y exfuncionarios involucrados si los hubiere”.

Cabe destacar que las líneas señaladas por el querellante no habrían sido abordabas a su entender, en forma correcta por el fiscal del caso, el cual informó en forma oficial por primera vez los detalles de la investigación.

 

Informe

En el comunicado oficial, la Fiscalía detalla todo lo realizado desde el minuto uno -hallazgo del cuerpo de “Rojitas”- hasta la recepción de testimonios del día 30 de noviembre, así como también el informe elaborado por la junta médica de la Corte de Justicia de la Nación que concluyó, tal como lo informó en exclusiva este diario, que a Juan Carlos Rojas lo asesinaron de un golpe en la cabeza, golpe que según el informe oficial de la Fiscalía le ocasionó a Rojas la pérdida inmediata del conocimiento y la muerte en un lapso no superior a los cinco minutos.

Además, en este apartado se hizo mención a que se trató de “una muerte violenta”, lo que finalmente fue la conclusión de los informes de las autopsias realizadas en esta provincia por los forenses locales los días 4 y 5 de diciembre.

En apretadas síntesis, el Ministerio Público Fiscal realizó un recuento de las tareas oficiales que se llevaron adelante durante estos 363 días y consta en las más de cuatro mil fojas que conforman los más de veinte cuerpos de expediente.

En líneas generales, se detalla cada una de las líneas de investigación que trabajó y trabaja la instrucción, habiéndose por el momento “oficialmente” descartado solo la de una muerte accidental; esto, básicamente, por el informe de la junta médica conocido la semana pasada, donde se determinó un homicidio.

En el comunicado, los investigadores se refirieron también a la línea de investigación que tiene al círculo íntimo de la víctima bajo sospecha, sin aclarar específicamente si se trata del círculo íntimo del Ministerio de Desarrollo Social, del gremio de los gastronómicos o de los familiares y amigos de “Rojitas”.

Sin embargo, cabe acotar en este punto y lo menciona también el comunicado, uno de los sospechosos continúa siendo Fernando Rojas, el hijo del ministro asesinado, quien a 363 días continúa sin poder ser constituido como querellante en la causa. 

Puntualmente, a Fernando se refiere también el informe cuando habla acerca de la “alteración” o “manipulación” -palabras más palabras menos- de la escena del crimen, la que reza el informe, fue “limpiada entre las 18.30 y 20.00 del domingo 4 de diciembre de 2022”, luego de entregársele la llave de la casa donde asesinaron al ministro, a sus hijos, refiriendo los testigos en el expediente que Fernando habría sido quien limpió el domicilio.

Detalla también el comunicado que al momento del hallazgo del cuerpo de Rojas, ninguna abertura ni picaporte de la casa estaban forzados, lo que presupone que el o los asesinos ingresaron con “llave propia” a la casa o bien Juan Carlos -quien estaba en ropa interior- le o les abrió.

Surge de esto, en la investigación, que las pruebas realizadas con luminol sobre las manchas que se presumían eran sangre “fueron falsos positivos”, es decir, que ese líquido rojizo “no era sangre humana”.

En esa misma línea de investigación, el comunicado descarta categóricamente por el trabajo pericial realizado en la escena, cotejado con otras pruebas obrantes en la causa, que en la casa de Rojas haya existido algún tipo de pelea. “Fue un golpe, no muy violento, el que recibió desde atrás Rojas y cayó de frente en el patio de la galería, perdiendo el conocimiento de inmediato y la vida -según la fauna cadavérica- cinco minutos después”.

El extenso informe habla también sobre el análisis que se realizó, en más de dos mil horas de grabaciones de las más de treinta cámaras de seguridad, que el sistema de monitoreo de la policía recuperó de los días 3 y 4 de diciembre, que pudieran guardar elementos de valía para la instrucción.

También habla del trabajo desarrollado en los diferentes artefactos tecnológicos -computadoras, teléfonos celulares, etc.-, que les fueron secuestrados tanto a la víctima como a la única imputada de la causa, Silvina Nieva, y al círculo íntimo de Juan Carlos, tanto familiar como laboral. Al respecto, se indicó que fue un trabajo arduo, donde los bloqueos y cifrados de los artefactos hicieron dificultoso el trabajo, pero que, en algunos casos, se logró recuperar material de importancia que, por ser una investigación penal, no se puede dar a conocer todo en detalle.

Refiere un párrafo del informe que se aguarda aún el envío de la información solicitada a Google sobre el “cercado” de los teléfonos celulares que el día 3 y 4 de diciembre del 2022 ingresaron “encendidos” a la casa del exministro, lo que permitiría a los investigadores, junto a otras pruebas ya obrantes en el expediente -algunas a la espera de resolución-, ubicar o no a los sospechosos o “desconocidos” en la escena del homicidio.

Otra de las líneas a las que hace mención el comunicado es la de Desarrollo Social y los “expedientes” que supuestamente -según insiste la familia- habrían sido el detonante del asesinato.

Al respecto, la Fiscalía da cuenta de que se realizaron diversas tareas en razón de su función en el ministerio. Declararon sobre este tema desde el Gobernador de la Provincia hasta el último de los empleados que trabajó junto a Rojas, desde que ingreso a su gestión.

En cuanto a los expedientes “pendientes”, el comunicado refiere que estos fueron remitidos al Tribunal de Cuentas para su estudio y evaluación, no desprendiéndose hasta el momento ningún elemento de prueba que sobreponga a dicha hipótesis encima de las restantes.

El comunicado también hace mención a Silvina Nieva, única imputada por el delito de homicidio doblemente calificado, por alevosía y por mediar una relación de pareja, quien desde el 17 de diciembre del año 2022 se encuentra en libertad, pero imputada y bajo sospechas.

Además, detalla el comunicado que por el momento no se tomará ninguna medida en cuanto a lo peticionado por la defensa de la mujer -el sobreseimiento en el caso-, ya que se encuentran aún pruebas pendientes de producirse, tales como la pericia biométrica en la que se deben comparar las fotos tomadas a Nieva en septiembre pasado con la imagen de dos cámaras de seguridad, que dan cuenta de la presencia de una silueta, la que sería de una mujer que coincide -según la Fiscalía- con la fisonomía de Nieva.

La “mala justificación” de Silvina Nieva en algunos detalles que dio y otros que, en principio, ocultó o no los dijo en su declaración, continúan ubicándola en el casillero de las sospechas.

A modo de síntesis, se puede concluir que el Ministerio Público Fiscal continúa en la espera de los resultados oficiales de diferentes pericias ordenadas, que reunidas todas serían determinantes para armar el rompecabezas del asesinato de “Rojitas” y darle una respuesta, tanto a la familia de la víctima como a la sociedad catamarqueña, respondiendo interrogantes tales como quién lo mató, por qué lo mataron, quién o quiénes lo mataron, entre otros tantos.

Para recordarlo, la familia invitó a la comunidad en general para llevar adelante el descubrimiento de una placa para recordarlo y una misa que se llevará a cabo hoy a las 18.00 en la Plaza de Choya, en la zona norte de la Capital.
 

Comentarios

Otras Noticias