CONDENAS EN SUSPENSO

Los hombres que cometan delitos por violencia de género deberán hacer un curso obligatorio sobre Ley Micaela

Las capacitaciones comenzarán a regir en el mes de abril, con carácter obligatorio, para todos aquellos hombres que cometieron delito de violencia de género cuya condena no es privativa de libertad.
martes, 12 de marzo de 2024 10:16
martes, 12 de marzo de 2024 10:16

En el marco de una mesa interinstitucional donde participaron la Corte de Justicia; la Secretaría de Justicia, Derechos Humanos y Género; y la Facultad de Derecho, se llevó a cabo la firma de un convenio de cooperación a fin de implementar la capacitación por violencia de género a aquellos condenados sin pena privativa de libertad.

Una de las personas que integró la mesa fue la abogada y psicóloga Noelia Fuenzalida, quien da clases en la facultad de Derecho, y a su vez, cumple servicios en la Oficina de Asistencia a la Víctima dependiente del Poder Judicial.

En diálogo con Radio El Esquiú 95.3, Fuenzalida se refirió al encuentro y explicó que este “es un proyecto que se viene trabajando desde el año pasado en virtud de la necesidad de brindar una capacitación sobre ‘Ley Micaela – Masculinidades en cave de cuidado’ a personas condenadas por delitos de violencia de género, cuyas condenas no sean privativas de libertad. Estas capacitaciones tendrán la especificidad de ser ambulatorias”. 

A su vez, la abogada manifestó que las capacitaciones como las que se llevarán a cabo no se aplicaban en las condenas con libertad condicional, como sí ocurre con los que cumplen su condena en el Servicio Penitenciario. “La posibilidad de abrir este curso se da por múltiples motivos, primero por la prevención, evitar que estas conductas se repitan, brindarles a las personas condenadas herramientas para sortear diferentes dificultades que se tornan en la cotidianidad, y otro de los grandes propósitos, evitar la transmisión intergeneracional de la violencia”, manifestó. 

Las capacitaciones empezarán en el mes de abril, los condenados deberán asistir cada 15 días durante dos meses, y habrá un nuevo curso entre los meses de junio y julio. “La idea es que el curso dure casi todo el año en función a las nuevas condenas que puedan ir surgiendo. Además, está previsto que gente del interior también puedan asistir a estas capacitaciones que serán obligatorias en las condenas en suspenso por violencia de género, cuyo dictado será en la Escuela de Capacitación Judicial”, concluyó Fuenzalida.

Comentarios