Salió a buscar ayuda y murió en la vereda de su casa

miércoles, 13 de marzo de 2024 01:04
miércoles, 13 de marzo de 2024 01:04

Una mujer de 40 años que atravesaba una enfermedad oncológica murió ayer a la mañana cuando salió a buscar ayuda, luego de que el personal del SAME se negara, al menos tres veces, a concurrir a asistirla en su domicilio. 

Si bien hasta la tarde de ayer la familia de la víctima no había realizado ninguna denuncia, los investigadores no descartan que se realice en las próximas horas. 

La versión que le fue dada al fiscal Sebastián Pelisari por un familiar de la mujer daba cuenta de que el SAME no concurrió a asistirla a tiempo y hasta de que, a través de la llamada telefónica, le diagnosticaron dengue. 

Ante el lamentablemente suceso, el fiscal dispuso que el cuerpo de la mujer fuera trasladado a la morgue, donde se le practicó la autopsia. 

Cerca del mediodía los forenses concluyeron la pericia y establecieron que Vanesa Molina falleció a causa de una insuficiencia cardíaca, sin signos de violencia en el cuerpo, descartando la intervención de una tercera persona.

Minutos después de las 6 de la mañana, el móvil policial de la Comisaría Séptima llegó al pasaje José Dulce en el barrio Marcos Avellaneda, donde había una persona sin vida.

Al llegar los efectivos fueron alertados por una doctora del SAME, de apellido Pastrana, quien les manifestó que había revisado a la mujer de 40 años, quien no tenía ya signos vitales.

Mientras la policía convocaba al personal de la unidad judicial N°7, el esposo de la mujer fallecida, Ariel Claberie (48), manifestó que su esposa estaba padeciendo fuertes dolores en el pecho, como así también dificultades al respirar, por lo que llamó al SAME, pero le respondieron que no podían concurrir al domicilio porque no tenían ambulancia disponible.

Además, dijo que la persona que lo atendió en la comunicación telefónica, por los síntomas que manifestaba su mujer, le aseguró que podría estar padeciendo dengue.

Como la víctima continuaba mal, el hombre volvió a llamar, hasta que finalmente la ambulancia concurrió al domicilio, pero, al llegar, Mónica se había desplomado en la vereda de su casa y al examinarla constataron que ya no tenía signos vitales.

Anoticiado del fatal desenlace, el fiscal ordenó una serie de medidas judiciales, entre ellas, que el personal de bomberos arribe al lugar del hecho y trasladen el cuerpo a la Morgue Judicial para la autopsia.

Cerca del mediodía, los forenses, tras el resultado de la autopsia, ordenaron la entrega del cuerpo a los familiares.

Comentarios

Otras Noticias