Juicio al sacerdote Rasgido

Médicos confirmaron los padecimientos psiquiátricos del denunciante del cura

Los profesionales asistieron a la víctima en Andalgalá y en Capital.
jueves, 14 de marzo de 2024 02:18
jueves, 14 de marzo de 2024 02:18

A lo largo de la mañana, cinco nuevos testigos pasaron ante el tribunal y respondieron a las preguntas de las partes.  La Dra. Sember abrió la ronda de los testigos.  Sentada ante el estrado, la mujer se presentó como la médica del hospital de Andalgalá, que en el mes de marzo del año 2014 recibió en la guardia a la víctima, quien había atentado contra su vida. 

La profesional expuso que al recuperar la consciencia el joven, que fue rescatado por la familia de morir, le dijo cuando estaba internado, luego de que le preguntara si había intentado suicidarse: “intenté suicidarme para terminar con esta angustia de haber sido abusado por el cura”.

Seguidamente, declaró la médica psiquiátrica de Andalgalá, quien continuó asistiendo a la víctima luego de ser dada de alta del hospital, por el alto grado de vulnerabilidad y peligro de suicidio que padecía la víctima, hasta que realizó la denuncia en la Fiscalía de Andalgalá. 

La profesional le dijo a los magistrados que el chico -por la víctima- le confesó que el cura lo acosaba por todos lados, hasta que lo violó en Aconquija.

En la audiencia declararon también los dos médicos de esta ciudad capital, de apellidos Reyes y Romero, quienes realizaron el protocolo de abuso sexual en la víctima.

El doctor Reyes declaró que, al momento de realizarle el protocolo -dos años después del presunto hecho- no se encontró ninguna lesión en la zona íntima de la víctima que fuera compatible con el abuso sexual. Sin embargo, habló en la sala de los estigmas que sufren las víctimas de este tipo de delito y resaltó que, por el tiempo transcurrido, era difícil que se pudiera encontrar algún tipo de lesión, por lo que consideró innecesario que se le practicara el protocolo a la víctima. Luego, aclaró: “el que no existan marcas no significa que el hecho no haya existido”.

Finalmente, ingresó al recinto una doctora que reconoció conocer al sacerdote y que para el momento en el que habría ocurrido el hecho trabajaba en el hospital de Andalgalá.

Si bien la testigo había sido propuesta por la defensa del sacerdote, la mujer les dijo a los jueces que una vez fue a la casa de la víctima y lo atendió junto a su madre porque, aparentemente, en una práctica deportiva la víctima se había lesionado el dedo y se le había infectado cuando jugaba en el club al que también concurría el sacerdote. Al parecer, allí se habría enterado de lo que le había pasado al joven y le pidió a la testigo que fuera a revisar al joven.

La declaración de la médica fue valorada por la querella como una clara prueba de que entre el sacerdote Rasgido y la víctima existía una relación estrecha. 

 

Para hoy

Por otra parte, finalizada la ronda de testigos calificados, los jueces Miguel Ángel Lozano, Silvio Martoccia y Mauricio Navarro Foressi pasaron a un cuarto intermedio para hoy a las 8. 30.  Para la oportunidad está previsto declaren otros tres testigos.  Si bien en un principio estaba previsto que declararan cinco testigos, las partes acordaron desistir de dos de ellos.

Entre las testigos que se escucharán hoy está la psicóloga de la Red Nacional de Sobrevivientes de Abuso Sexual, Liliana Rodríguez, quien le brindó contención a la víctima tras denunciar los hechos.

Cabe recordar que el cura Renato Rasgido comenzó a ser juzgado el 15 de febrero pasado por cuatro hechos de abuso sexual.
 

Comentarios

Otras Noticias