Contreras murió de un paro cardíaco y una cámara de seguridad confirma que fue víctima de un ilícito

viernes, 8 de marzo de 2024 01:10
viernes, 8 de marzo de 2024 01:10

Jorge Raúl Contreras tenía 67 años y vivía solo en la casa n°62 del barrio 130 Viviendas en el norte de la ciudad. El miércoles a la mañana fue a la casa de su hermana Claudia en el barrio La Esperanza, donde almorzó y después cerca de las 17.00 su hermana lo llevó a su domicilio.
Al ingresar, según pudieron reconstruir los investigadores, Contreras encontró los barrotes de una de las ventanas forzado. Aparentemente, la persona que intentó ingresar a la vivienda utilizó una pala, la que fue hallada junto a la ventana.
Al percatarse Contreras de que desconocidos habían ingresado a su casa en su ausencia llamó a su hermana, pero no pudo comunicarse. Por la situación, deducen los investigadores y los antecedes de enfermedades crónicas como la diabetes e hipertensión, Contreras se habría descompensado sufriendo un ataque al corazón, lo que desencadenó en su fallecimiento.
Claudia, su hermana, fue quien lo encontró y llamó a la policía cerca de las 19.00 horas. El fiscal Sebastián Pelisari, los peritos, los médicos del CIF y el personal de la División Homicidio se trasladaron al domicilio de Contreras y trabajaron allí hasta pasadas las 23.00, cuando los bomberos trasladaron el cuerpo de la víctima a la morgue.

Resultado
Ayer pasadas las 9.00 de la mañana, los profesionales del CIF llevaron adelante la operación de autopsia, la que finalizó cerca de las 11.00 de la mañana.
Este diario pudo saber de voceros oficiales que los médicos concluyeron como causa de muerte un paro cardiorespiratorio, es decir, que Contreras murió por causas naturales. 
El cuerpo no presentaba ningún tipo de lesión u otro rastro que hiciera presumible la participación de una tercera persona en el hecho.
Finalizada la autopsia, desde la Justicia se ordenó la entrega del cuerpo a los familiares. 
Por otra parte, en forma paralela los investigadores continuaban avanzando sobre la hipótesis que dio la hermana de la víctima, sobre que antes de morir Jorge le había dicho a través de un llamado vía WhatsApp que le habían ingresado a robar.
Los investigadores accedieron a una cámara de seguridad ubicada en las proximidades de la casa de Contreras en la que, al visualizarla, se observa, aproximadamente a las 10.00 de la mañana del día miércoles seis de marzo, ingresar a un sujeto desconocido en el domicilio de Contreras.
De acuerdo con la información oficial, se ve en las imágenes a personal ingresar por la parte posterior de la casa, por una tapia y salir por el mismo lugar unos minutos después. Sin embargo, no se informó oficialmente si se advierte en las imágenes si el sujeto sustrajo o no alguna pertenencia de la víctima. 

Comentarios

Otras Noticias