Investigación de la Causa Adhemar Capital

A dos años de la detención de Edgar Bacchiani, todo lo que tenés que saber

La situación procesal, el destino del dinero recaudado y las claves del caso.
lunes, 22 de abril de 2024 01:04
lunes, 22 de abril de 2024 01:04

Hoy se cumplen dos años desde que Edgar Adhemar Bacchiani fue detenido por la Justicia Federal de Catamarca en el marco de una investigación por varios delitos relacionados con su empresa Adhemar Capital, con la cual captaba dinero con la promesa de abonar jugosas cifras en concepto de ganancia para los que decidían invertir. 

En este contexto, surgió una disputa de competencia que actualmente se encuentra en vías de resolución a cargo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación CSJN, quien debe resolver sobre si la justicia federal debe intervenir en todos los delitos o dejar las estafas al fuero provincial. Entendiendo como tal las ramificación de la estructura piramidal montada en varias provincias entre las que se encuentra Córdoba, Tucumán y La Rioja. 

Otra de las cuestiones que esta sobre el tapete, es la libertad de los principales sospechosos y líderes que montaron la financiera, la cual tributaba a las arcas de la provincia. A 24 meses de la detención de su CEO Edgar Bacchiani, Alexis Sarroca y José Blas, los movimientos de las defensas se comenzaron a ser visibles. 

En este sentido, la defensora de Sarroca presentó ante el Juzgado Federal un pedido de libertad, ya que la ley preve éste límite para que cualquier ciudadano del país permanezca detenido sin un juicio previo. Aunque también ésta condición se podría prorrogar en caso de que el magistrado así lo disponga, hasta por un año más. 

En cuanto al dinero, que es el interés principal de los damnificados, recuperar todo o una parte de lo “invertido” en la empresa, éste continúa siendo, para la justicia federal, objeto de preocupación, ya que la investigación además, por disposición del Juez federal Miguel Ángel Contreras, tiene como objeto la persecución penal de los delitos y en ese contexto recuperar parte del dinero de los ahorristas.

Sobre esta cuestión, El Juzgado Federal de Catamarca se encuentra trabajando codo a codo con la fiscalía federal de Tucumán, quienes con la colaboración de personal especializado en delitos informáticos de Gendarmería Nacional, tomaron varias medidas al respecto, las cuales en caso de secuestro, se da inmediata intervención a la Quiebra, informaron las mismas fuentes. 

Para ello, se abrió otro camino que es la justicia civil, donde un puñado de damnificados se disputan, por ahora, los remanentes de dinero en concepto de cuentas bancarias, bienes muebles o inmuebles que el trader adquirió con el dinero defraudado, con el fin de repartirlo entre ellos. Por supuesto, siempre y cuando puedan justificar ese dinero.  

Por este motivo, regresando al accionar de la justicia federal, que es el objeto de esta nota, fuentes ligadas a la investigación informaron que en la actualidad la justicia toma medidas en búsqueda de remanentes de dinero, sea mucho o poco, el cual pueda ser recuperado, sin perjuicio del avance de la investigación penal preparatoria que está en su recta final. 

Cabe destacar que, desde las querellas, en un principio se hablaba de montos exorbitantes que ascendieron a los 4000 millones de dólares y un volumen superior en pesos, lo que representa tranquilamente un PBI de una ciudad del interior del país. Después el fiscal tucumano trajo esa cifra a un concepto más terrenal, donde manifestaba que la financiera llegó a mover alrededor de 50 millones de dólares. 

Esto trajo aparejado decenas de movilizaciones de los damnificados que buscaban prácticamente hostigar a los detenidos o su familia con la esperanza de recuperar su dinero. La esperanza alimentada en parte por los medios de comunicación contribuyeron a generar una expectativa sobre los movimientos de la empresa, donde la pregunta que debía ser respondida por la justicia era ¿Dónde está ese dinero?.

A poco más de dos años de investigación, con cientos de pruebas producidas y una labor incansable del Juzgado Federal de Catamarca, se llegó a la conclusión de que la mayor cantidad del dinero captado por la empresa Adhemar Capital, fue a parar a los nuevos ahorristas. 

Aunque esto parezca un concepto básico de una estructura piramidal, el sustento de esta aseveración radica en que, uno de los principales problemas que atravesó la financiera a lo lardo de sus años que estuvo funcionando, fue la falta de dinero físico. 

Es necesario resaltar que, este problema no solo atañe a las financieras, sino a cualquier entidad ya que por ejemplo un banco posee solo un pequeño porcentaje de su volumen total de activos respaldados por dinero físico, lo demás es dinero virtual. Para ellos estas entidades financieras deben estar respaldadas por el BCRA, quien también se encarga de regular las actividades de este tipo de empresas, ya sean estatales o privadas. 

Amén de que Adhemar Capital, como todos sabemos no contaba con autorización del BCRA, situación que fue advertida por el propio gobernador de la provincia Raúl Jalil, lo que motivó su clausura y posterior apertura de una investigación, la cual concluyó que el dinero físico se utilizaba para abonar a los nuevos “inversores”. 

Esta estrategia generada por los sospechosos, aparentemente tenía una doble funcionalidad, primero era animar a nuevos inversores a depositar su dinero físico e incluso, los propios ahorristas que recuperaban su dinero, lo volvían a introducir en la empresa hasta que se hizo una bola imposible de sostener. 

Esto quedó probado en el expediente que tanto Bacchiani como los socios gerentes viajaban muy esporádicamente a “cuevas” donde se dedican a la comercialización de monedas estrangeras para intentar buscar respaldos físicos (intercambiar criptomonedas por dinero en efectivo) por lo que, el volumen que debía afrontar el trader era irrisorio, típico de una estafa denominada piramidal, expresaron los investigadores. 

Por este motivo, la justicia continúa con la búsqueda de dinero que pueda estar ocultos en algún lugar. Esto lo hace a través de medidas, muchas veces propuestas por algunas de las querellas, quienes en colaboración con la justicia, tratan de recuperar la mayor cantidad de dinero posible, aunque no con las expectativas que había en un principio.
 

Comentarios

Otras Noticias