Condenaron al enfermero por violencia de género

sábado, 18 de mayo de 2024 00:24
sábado, 18 de mayo de 2024 00:24

Tal como estaba previsto, durante la mañana de ayer en la sala de la Cámara Penal N°1 el juez Fernando Esteban escuchó los alegatos en el juicio que tuvo en el banquillo de los acusados al enfermero Víctor Castro por los delitos de lesiones y amenazas en contexto de violencia de género.

En coincidencia a lo peticionado por el fiscal Alejandro Dalla Lasta, el juez declaró culpable a Castro -quien negó el hecho en el inicio del juicio y señaló a la víctima como quien lo lesionó a él- y lo condenó a tres años de prisión de cumplimiento en suspenso.

Después de las 9.00 de la mañana el magistrado reanudó la audiencia y el fiscal Dalla Lasta fue el primero en exponer los alegatos.

En líneas generales, el fiscal mantuvo la imputación, “teniendo en cuenta que es un delito cometido en el contexto de violencia de género, donde quedó acreditado una violencia asimétrica entre víctima y victimario y que las amenazas y lesiones quedaron debidamente acreditadas por la declaración de la víctima, la cual asimismo encuentra respaldo probatorio con otros elementos, tales como la pericia psicóloga agregada en autos, actas de procedimiento y exámenes médicos que determinan la ruptura de tendones del dedo meñique de la mano derecha”.

Al momento de peticionar la pena, el fiscal expresó: “A favor del acusado se pude decir que no tiene cadenas anteriores o causas abiertas por violencia contra mujeres ni de cualquier otra naturaleza. Por todo ello, entiendo que es ajustado a derecho solicitar la condena de tres años de prisión en suspenso (art. 26 del código penal)”.

Además, el fiscal pidió que se le impongan restricciones tales como la prohibición de acercamiento, sea directamente o indirectamente por cualquier medio, y que se le obligue a Castro a realizar cursos de violencia de género por el tiempo que dure la condena condicional.

Luego fue el turno de los abogados querellantes, quienes en representación de la víctima solicitaron una condena de 4 años y seis meses de prisión de cumplimiento efectivo.

En tanto, la defensa, ejercida por el padre del imputado, el Dr. Castro, pidió la absolución.

El letrado basó su petición en la deficiencia de la Investigación Penal Preparatoria, básicamente.

Previo a escuchar la última palabra de Castro, el juez Esteban se retiró a deliberar y al regresar a la sala, pasado el mediodía, dio a conocer el veredicto.

El enfermero Víctor Castro fue declarado culpable y condenado a la pena de tres años de prisión en suspenso, en coincidencia a lo pedido por la Fiscalía.

En la sentencia, el juez también intimó a Castro a cumplir una serie de medidas restrictivas y a realizar un curso de violencia de género.

Finalizada la lectura de la sentencia, el imputado se retiró del recinto, acompañado por sus familiares.

Comentarios

Otras Noticias