Crimen de Miguel “Látigo” Ferreyra

La junta médica concluyó que “Castrulli” Castro posee un retraso madurativo

El imputado se encuentra actualmente detenido con prisión preventiva.
miércoles, 22 de mayo de 2024 01:05
miércoles, 22 de mayo de 2024 01:05

Se trata del joven que junto a su madre, Mónica Murúa -ambos actualmente con prisión preventiva en las respectivas unidades carcelarias de la provincia-, están imputados por el homicidio de Miguel Ángel “Látigo” Ferreyra, ocurrido en septiembre del año pasado en Valle Viejo.

De acuerdo con la información oficial a la que tuvo acceso este diario, durante la mañana de ayer los profesionales de las distintas áreas del Cuerpo Interdisciplinario Forense que evaluaron a “Castrulli” Castro elevaron el informe con sus conclusiones al fiscal de la causa, Dr. Laureano Palacios, a través del que dan cuenta de que el principal imputado por el crimen de Ferreyra podría ser inimputable, puesto que no comprende la gravedad del hecho del que se lo acusa.

Según trascendió, en el informe los profesionales dan cuenta que el entrevistado -por Castro- presenta diagnostico compatible con Retraso Mental Moderado”. Es decir, que se trata de una discapacidad de tipo crónica, irreversible y deteriorante. 

Más adelante el informe dice: “En el análisis resulta notorio que, tanto el fax cognitivo como el fax volitivo se encuentran alterados -en Castro-, por lo que no pudo llegar a poner en acto una comprensión adecuada de la magnitud de la comicidad del hecho que se le enrostra”.

Respecto a su capacidad conativa y de acuerdo con las características personales y particulares del imputado, “se desprende que el imputado no contaba con una capacidad conativa suficiente para poder comprender la antijuridicidad del hecho que llevaba a cabo, no pudiendo conjuntamente dirigir sus acciones voluntariamente”, explican los especialistas.

Por todo esto, concluyeron que Castrulli “presenta marcadas dificultades vinculadas al desarrollo de funciones ejecutivas, hay disminución en sus capacidades mentales que impactan en sus facultades de entendimiento y/o comprensión” del hecho del que se le acusa.

La pericia lleva la firma de los profesionales Lic. Magdalena María Azar, psicopedagoga; Lic. María del Mar Pereto, psicóloga; Dra. Viviana Carina Alonso, psiquiatra y el Dr. Rubén Musri, médico forense.

Por otra parte, fuentes de la investigación consultadas explicaron que el fiscal deberá ahora hacer un análisis del hecho, más las pericias y determinar la situación procesal de Castro.

Si bien la pericia médica da cuenta de un “retraso madurativo moderado” y de que “no comprendería la gravedad del hecho del que se le acusa”, este no deja de ser un “punto de vista médico”, lo que debe ser valorado jurídicamente.

Tras dicho análisis, el expediente sería elevado al Juzgado de Control de Garantías -de coincidir previo a un respaldo jurídico la inimputabilidad del acusado- para que este valore la plataforma fáctica y jurídica en su conjunto, explicaron las fuentes consultadas.

Así también, trascendió que “Castrulli” padece de oligofrenia (del griego “poca mente” o “frenastenia”, término en desuso que se le daba antiguamente a la discapacidad intelectual grave, causada por el desarrollo atípico de la inteligencia a muy corta edad), la que tiene tres grados, desconociéndose oficialmente cuál es el grado que padece “Castrulli”.

Sin embargo, cabe destacar que sea cual fuera la medida a adoptar del fiscal sobre el procesamiento de Jorge Castro, la causa no se quedará sin detenido, puesto que su madre cuenta con prisión preventiva como partícipe secundaria del homicidio de Miguel Ángel “Látigo” Ferreyra.

Comentarios

Otras Noticias