Valle Viejo

Cuentas mulas: detienen a tres jóvenes por estafas perpetradas en Buenos Aires

Los jóvenes detenidos e imputados les habían “vendido” sus cuentas personales a los ciberestafadores.
viernes, 24 de mayo de 2024 01:01
viernes, 24 de mayo de 2024 01:01

Los sospechosos tienen entre 19 y 21 años de edad y se domicilian en el departamento Valle Viejo. Ayer fueron indagados en la Fiscalía General bajo la imputación de “partícipes primarios de estafa” por la fiscal Valeria Reyes.

La investigación inició en CABA tras la denuncia de varios damnificados, a quienes estafaron con “la venta barata de materiales de construcción de un corralón de la provincia de Buenos Aires”.

En la investigación local, además de la detención de los sospechosos, la policía secuestró varios teléfonos celulares que serán peritados próximamente.

Fuentes policiales y judiciales consultadas por este diario informaron que días atrás desde la Justicia de Buenos Aires se le solicitó a la Fiscalía de Instrucción N° 7 de Ciberdelitos, a cargo de la fiscal Reyes, colaboración para dar con el paradero de al menos tres personas de esta provincia, quienes recibían en sus cuentas corrientes dinero producto de estafas virtuales.

De averiguaciones practicadas por los investigadores locales, durante la jornada del miércoles allanaron tres domicilios particulares de las localidades de El Portezuelo y Santa Rosa, en el departamento Valle Viejo.

En dichos inmuebles, la policía conjuntamente con el personal de la Unidad Judicial N° 10, procedió al secuestro de tres teléfonos celulares: un Samsung modelo A30 y los dos restantes de marca Motorola, modelo Edge 20 lite y E6 S, los que serán enviados al laboratorio satelital para su visualización.

Dichos aparatos telefónicos son propiedad de los tres detenidos, de apellidos Ledezma (19), Ramayo (20) y Bogoya (21), quienes hasta el cierre de esta nota permanecían privados de la libertad.

 

Participación

Según explicaron las fuentes consultadas, los tres jóvenes detenidos e imputados por la fiscal Reyes les habían “vendido” sus cuentas personales bancarias a los ciberestafadores que operaban en la provincia de Buenos Aires.

A estas cuentas, a las que los estafadores podían acceder para retirar el dinero que les era transferido por las “compras de materiales”, se las conoce como “cuentas mulas”.

El rastreo de las cuentas fue lo que les permitió a los investigadores dar con los ahora detenidos, quienes si bien en principio no habrían cobrado las transferencias producto del ilícito, sí habrían tenido conocimiento del artilugio delictivo, puesto que habían vendido sus cuentas a los ciberestafadores.

La acción de los detenidos Ledezma, Ramayo y Bogoya fue encuadrada por la fiscal Valeria Reyes en el delito de partícipes primarios de estafa. Entre las 11.00 y las 12.00 del mediodía de ayer, los tres mencionados fueron trasladados por la policía al edificio de la Fiscalía General, donde se los indagó. Mientras que Ledezma y Bogoya contaron la asistencia del defensor oficial Milstein, Ramayo fue asistido por el abogado particular Carrasco.

Al cierre de esta nota, la fiscal de la causa aguardaba contar con la planilla de antecedentes de los tres imputados para resolver si solicita al juez de Control de Garantías la audiencia de control de detención para Ledezma, Bogoya y Ramayo o bien les otorga la libertad bajo el pago de una caución. 

 

Cuentas mulas

Son cuentas bancarias saboteadas por estafadores vía web. Una vez que el estafador tiene control de una cuenta a nombre de otra persona, la convierte en “mula bancaria” o “cuenta mula”.

Luego utiliza su identidad para realizar transacciones financieras ilegales, como el lavado de dinero, por ejemplo. 

 

Comentarios