Crimen del motel

Una cámara tomó a Olmos y su acompañante cuando ingresaban al motel caminando

La Justicia libró oficios sobre el teléfono celular de la víctima. Revisaron la habitación de Olmos y secuestraron elementos de su propiedad.
viernes, 5 de julio de 2024 01:31
viernes, 5 de julio de 2024 01:31

La investigación por el asesinato de Rubén Maturano Olmos sigue avanzando, aun cuando hasta el momento no hay persona arrestada o detenida. Ayer en horas de la siesta los investigadores registraron la casa de la víctima y secuestraron elementos de valía para la instrucción. Mientras tanto, se continúa con la recepción de testimonios y produciéndose más pruebas.

Tal como lo adelantó este diario en su edición digital, una cámara de seguridad del motel Oasis de la Ruta Provincial N° 1 grabó el día martes 2 de julio a Rubén Olmos cuando ingresaba caminando al motel acompañado de una persona, que sería el autor del homicidio.

La información sobre la que trabajan los investigadores para poder establecer quién sería la persona que acompañaba a Olmos surgió de la visualización de las más de veinte cámaras de seguridad que fueron incautadas por la Justicia apenas conocido el hallazgo del cuerpo sin vida de Olmos en la habitación del motel.

La escena del crimen coloca el caso en una investigación compleja en la que durante toda la jornada del miércoles peritos de Criminalística y bioquímicos procesaron la escena donde se levantaron múltiples muestras y rastros que deberán ahora ser procesados en el laboratorio científico y tratar de identificar a la persona con la que Olmos pagó por el servicio.

En la habitación, informaron también los voceros de la causa, se encontró la billetera del docente, pero esta estaba vacía, aun cuando de la reconstrucción de los momentos previos al arribo del motel de la víctima los investigadores habían logrado establecer que, tras salir de la casa de sus padres aproximadamente a las 19.30 horas, el docente habría efectuado una operación bancaria en un cajero automático.

Sin embargo, en la requisa minuciosa de la habitación la policía no encontró el teléfono celular de Olmos, sobre el que ya la Justicia libró en las últimas horas los oficios pertinentes.

 

Registro

Por otra parte, entre la siesta y tarde de ayer, los investigadores bajo las directivas del fiscal Laureano Palacios llegaron hasta el domicilio de los padres de Rubén Olmos, con quienes convivía, y lo registraron.

La medida judicial se materializó para conocer la cotidianidad de la vida del docente, cuáles eran sus actividades, las personas con las que se relacionaba y cualquier otra información que pudiera ser de importancia para los investigadores.

Por casi una hora, el personal revisó la habitación de Rubén, como así también secuestraron algunos elementos de su propiedad, los que serán peritados en breve. 

De entre las pertenencias de la víctima, las pesquisas recuperaron elementos de gran importancia, los que para no entorpecer la investigación judicial no se darán a conocer.

Sobre los elementos secuestrados los investigadores trabajan anoche, hasta el cierre de esta edición, pero no había surgido oficialmente novedad de importancia. 
 

Comentarios

Otras Noticias