Crimen del motel

El uso del celular de Olmos fue la clave para detener a su presunto homicida de 19 años

Matías Heredia, ahora detenido, habría utilizado el móvil de la víctima para efectuar al menos dos transferencias de dinero.
sábado, 6 de julio de 2024 02:11
sábado, 6 de julio de 2024 02:11

El teléfono celular de Rubén Maturano Olmos fue la clave que le permitió a la Justicia detener al presunto autor del homicidio del docente. El joven, ahora detenido, habría utilizado el móvil de la víctima la misma madrugada del miércoles, tras el asesinato de Olmos y en las últimas horas para, según trascendió, efectuar al menos dos transferencias de dinero desde la cuenta.

Dando continuidad con la investigación, el personal de Homicidios y de la División Investigaciones, bajo las directivas del fiscal Laureano Palacios, pudo en las últimas horas acceder a la información del teléfono celular de Olmos, el que tras el homicidio le fue llevado por su asesino.

Según trascendió, los investigadores habrían podido establecer que la cuenta de la víctima habría sido al menos “abierta” en dos oportunidades las últimas 48 horas, registrándose movimientos de transferencias de dinero a la cuenta, supuestamente, del ahora detenido, Matías Heredia, de 19 años.

Siempre según las versiones, al contar con esta información los investigadores, valiéndose de una “aplicación”, pudieron establecer a quién pertenecía la cuenta que habría recibido dichas transferencias, el domicilio, como así también la foto del titular.

Con esta información, policías de civil -es decir, sin uniforme- se trasladaron al barrio Arturo Ilia en Valle Viejo y observaron al joven de la foto sentado en la vereda fumando, aparentemente marihuana.

Tras identificarse como policías, el personal identificó a Heredia quien se habría quebrado al ser enfrentado por los efectivos, admitiendo haber utilizado el teléfono celular de Olmos, diciéndoles, que el teléfono estaba en su casa.

De inmediato, junto a personal de los grupos especiales los investigadores irrumpieron en la casa de los padres de Heredia, con quienes convivía, en busca del celular, el que fue encontrado.

Desde las 13.30 aproximadamente, los investigadores ingresaron a la casa de la familia Heredia, donde registraron y peritaron principalmente la habitación de Matías, para luego continuar con toda la casa. Los policías buscaban, además del celular de la víctima, otros elementos que pudieran estar relacionado con la causa.

Tras varias horas de trabajo, Heredia, de 19 años, fue sacado de la casa esposado y trasladado a la División Sanidad de la policía, donde, luego de ser examinado por el médico legista, fue llevado al edificio de la División Investigaciones de calle Tucumán por el personal de la División Homicidios, donde permanece privado de la libertad.

 

Secuestro 

Tras más de siete horas de trabajo, los investigadores dejaron la casa de los padres de Matías Heredia, sito en calle Julio César Acuña 24, secuestrando una importante cantidad de elementos, que serán ahora peritados en el Laboratorio Satelital de Valle Viejo.

De acuerdo con lo informado por voceros de la causa, los investigadores secuestraron más de un teléfono celular, computadora, prendas de vestir, prendas íntimas de varón, documentos y tarjetas varias.

Como en la requisa de la habitación del detenido los investigadores hallaron sustancia prohibida, convocaron a sus pares de la División Drogas Peligrosas. Sometida a la prueba de campo, se corroboró que dicha distancia era marihuana.

 

Investigación

Por otra parte, los investigadores continuaban trabajando para establecer mediante pruebas documentales y testimoniales cómo era la relación entre la víctima y su homicida.

Por la ubicación del domicilio del joven Heredia, voceros indicaron que este y Olmos habrían acordado previamente encontrarse en el motel, al que ambos ingresaron caminando, lo que fue captado por una de las cámaras de seguridad del motel. 

 

El móvil

Ante la detención de quien sería el homicida de Olmos, los investigadores continuaban trabajando sobre el posible móvil del crimen. 

Si bien por el momento la Justicia no descarta ninguna hipótesis, en el avance de la investigación cobró más fuerza la de un posible robo que habría terminado en el homicidio.

Para los investigadores, las ataduras que tenía el cuerpo de Olmos -estaba atado de pies y manos con una sábana- podrían haber sido producidas en un juego sexual entre la pareja. Y en cuanto al resultado de la causa de muerte que arrojó la autopsia “asfixia por sofocación”, los médicos habrían referido dos formas, una de las que podría haber sido “sin intención homicida”.

Hasta el cierre de esta nota, oficialmente no se informó si Heredia sería llevado por la policía ante el fiscal Palacios o si este dispuso que Heredia fuera detenido en averiguación del hecho, es decir, el homicidio de Rubén Maturano Olmos, que ocurrió los primeros minutos de la madrugada del miércoles 3 de julio, en una de las habitaciones del motel Oasis de la Ruta Provincial N° 1, en Polcos, departamento Valle Viejo.  

Comentarios

Otras Noticias