Juan Cruz Miranda: "Somos una provincia rica con pobreza"

sábado, 2 de octubre de 2010 00:00
sábado, 2 de octubre de 2010 00:00

El diputado Juan Cruz Miranda hizo declaraciones respecto al discurso realizado por el gobernador cuando expresó que “somos una provincia pobre, re pobre”.


Miranda decía: “No coincido para nada. Si hay una provincia que tiene riquezas, quizás no explotadas o mal explotadas, con un potencial impresionante es Catamarca.
Catamarca quizás sea una provincia empobrecida. Es una provincia rica donde hay pobreza. Esa me parecería a mí la mejor definición de lo que es Catamarca.
Para nada es una provincia pobre. Este mensaje del primer mandatario es un mensaje negativo. Cuando la gente cree que es pobre hay sumisión, hay resignación, la gente está de rodillas.
La gente lo que tiene que hacer en Catamarca es entender que hay tremendo potencial y debe ponerse de pié y explotar toda la riqueza que hay en la provincia, debe ser explotada por catamarqueños y ahí vamos a ver como las cosas cambian.
Yo estudio, por ejemplo, el presupuesto de la provincia, que son algunas de las cosas a las que me aboco en mi tarea legislativa. He hecho un análisis más allá y he tomado presupuestos de provincias de la región".


"Debe realizarse un análisis de los recursos que maneja o que gasta dividido por la cantidad de habitantes.
Por ejemplo Catamarca gasta por habitante $ 11.100, Salta $ 4.700, Mendoza $ 5.800 y San Juan $ 7.100 por habitante. Estoy hablando de provincias de la región, provincias que deberíamos tomar como modelo: San Juan con el modelo minero que Catamarca no pudo desarrollar, Salta la provincia vedette del noroeste de los últimos 10 años y Mendoza con un modelo agroindustrial muy similar a la región productiva de Catamarca.
Entonces si uno hace el análisis sigue viendo algunas cosas. Por ejemplo comparando con estas tres provincias se va a dar cuenta quizás por qué tenemos una provincia rica con pobreza.
Yo analicé durante tres años producción, turismo y minería, que son tres áreas que generan riqueza, que generan trabajo, que tienen tremendo potencial en nuestra provincia.
El gasto que se destina a la producción respecto del presupuesto total en Catamarca es del 0,20% mientras que Mendoza destina a la producción casi el 1,80% de los recursos.
En turismo Catamarca gasta el 0,10% o sea 10 centavos cada $ 100. San Juan gasta 0,70% o sea 7 veces más, Salta 5 veces más, Mendoza 6 veces más.
En minería Catamarca gasta 60 centavos cada $ 100. San Juan gasta 3 veces más.
El Ministerio de Producción es un área que es una mera pagadora de sueldos. Entonces aquí tenemos tres áreas importantes que no tienen prioridad en el gasto y eso lo que genera es que el sector privado en Catamarca es un sector muy pequeño.
Quién mejor que el sector privado es generador de empleo genuino porque el Estado, que es el gran empleador de Catamarca, en muchas oportunidades sigue contratando para disfrazar desempleo. Hay mucha mano de obra que está sin necesidad de ser contratada, me refiero tanto a la provincia como a los municipios".
 

"El 7,20% de los recursos que Catamarca genera se debe a recaudación tributaria provincial, esto es el sector privado.
La prioridad del gasto en Catamarca es primero en el área de personal, gasta el 58% de su presupuesto en pago de sueldos, mientras que por ejemplo en Salta es del 49%.
Después si vamos por área, Catamarca destina muchos fondos a áreas que son conflictivas o sea que están gastando mal la plata. Donde más gasta la provincia es en educación, por supuesto el gasto es casi todo en sueldos. En salud la provincia gasta el 40%.
Han configurado al Estado en los últimos 20 años de una manera tal que lo que se ha producido es un sobredimensionamiento de la masa de empleados públicos y eso atenta directamente contra la generación de empleo privado. Las prioridades han sido otras. El Estado domina y no atiende la generación de nuevas empresas en Catamarca.
Uno de los grandes problemas es que el principal competidor de la empresa privada para la contratación de mano de obra es el propio Estado provincial, con el cual no podían competir.
Atentar contra el empleo privado no quiere decir salir a cerrar empresas sino evitar la nueva apertura de empresas.
Hay muchas maneras de atentar. Por un lado, con una política de empleo público como la provincia tiene compite deslealmente contra el privado. Segundo, para atraer nuevas inversiones es necesario brindar ciertas garantías al inversor.
Hay muchas desventajas competitivas, por lo menos debería potenciar las ventajas competitivas.
Primero hay que brindarle un entramado energético que garantice que si producción va a mantener funcionando los 365 días al año. La energía en Catamarca es bastante precaria.
La mano de obra que es el otro gran componente, si el Estado no prepara mano de obra calificada, esto quiere decir desde el aspecto educativo no se van formando a los futuros empleados para insertarse en las empresas, se los forma para otra cosa, están mal formados, esto para las empresas es muy complicado.
Entonces tenemos aquí un coctel negativo, una combinación de factores, que hace que el sector privado no se desarrolle en la provincia. Si no hay sector privado hay poco empleo genuino y esto es lo que está sucediendo en Catamarca.
Acá hay un largo camino para recorrer, hay que cambiar las políticas de Estado, hay que orientar a la generación de empleo genuino y a la radicación de nuevas empresas. Esta es una de las claves para poder destacar las potencialidades".
 

"En resumen, somos una provincia rica con pobreza. Y todavía no hemos explotado toda la potencialidad de la provincia. Sabemos que tenemos un amplio potencial minero, agroindustrialmente somos muy capaces. Todavía no hemos iniciado la explotación de hidrocarburos en Catamarca. Hay hidrocarburos en las provincias de la región como Mendoza o como Salta, seguramente Catamarca también tenga.
El tema del litio, que es el mineral del futuro, tenemos una de las superficies más grandes de litio de Sudamérica.
Entonces acá tenemos tremendo potencial pero nosotros no estamos explotando o estamos mal explotando y ese discurso de que estamos pobre pone a la gente de rodillas, hay mucha gente que lo ha creído, es lo más negativo que puede dar un funcionario a la gente.
La cualidad de una persona que comanda cualquier organización, una empresa o un estado es ser un motivador. Es como el director técnico de un equipo. Debe motivarlo, debe convencerlo a sus dirigidos que se puede ir para adelante, que se puede ganar y más cuando están las potencialidades para hacerlo.
Convencerle a la gente que no se puede es lo peor que puede hacer un motivador, un conductor, un líder.
Esto es peligroso y atenta directamente contra los potenciales, contra el desarrollo humano, pone a la gente de rodillas”.

 

Comentarios

Otras Noticias