km 20/10

miércoles, 20 de octubre de 2010 00:00
miércoles, 20 de octubre de 2010 00:00

La situación generada en la Legislatura provincial con la adhesión a la prórroga del Régimen de Promoción Industrial, revela un grado de desatención impropio del rol que desempeña la institución. Diputados y senadores catamarqueños expresaron su apoyo a la iniciativa, pero aprobando proyectos diferentes, sin contemplar los cambios y modificaciones que se habían realizado. Se trata de un error mucho más grave que el mero tecnicismo, porque en el recinto de Ayacucho y República no se desarrollan trámites menores, sino que se dictan leyes, de modo que respetar y atender cada paso procesal es imprescindible para que las normas tengan validez jurídica. En este caso, la mayor responsabilidad no puede endilgarse a los propios legisladores, aun cuando ellos hayan levantado la mano para aprobar iniciativas con tamaño inconveniente. Ocurre que en cada una de las cámaras ingresan tantos expedientes que es materialmente imposible que cada senador o diputado pueda leerlos uno por uno. Existe para esa tarea funcionarios muy bien remunerados, cuya responsabilidad es precisamente la de controlar estos puntos, partiendo de los secretarios parlamentarios, y todas las áreas que asisten la preparación de cada sesión. Si ellos no se toman el trabajo de leer, se desemboca en papelones como éste, que pueden generar grandes dolores de cabeza hasta encontrar la forma de subsanar la distracción.

Comentarios

Otras Noticias