Comentario Político

domingo, 24 de octubre de 2010 00:00
domingo, 24 de octubre de 2010 00:00

Comienza la cuenta regresiva para la interna peronista del venidero domingo que, como toda interna, traerá buenas o malas consecuencias para el principal partido de oposición. Lejos de los ruidos electorales de otros tiempos, esta contienda se presenta como la más austera desde la restauración del tiempo democrático. Aparte de no estar regida por valores económicos (no hay actos, no hay publicidad en los medios, no hay recorridos por el interior, etc), tampoco se distingue por sus candidaturas, especialmente las de gobernador, ya que ninguna de ellas crea ni la más mínima expectativa en cuanto al futuro. ¿O alguien, con sano criterio, piensa que Ramón Saadi, Jorge Moreno o Antonio Greco podrán sentarse en el Sillón de Avellaneda y Tula a partir del 10 de diciembre de 2011? Honestamente, creemos que ni el más fanático de los peronistas contempla esa posibilidad. Pero bueno, la interna es la interna y el que la gane levantará sus acciones políticas y puede tener margen, no para ganar la general, pero sí para negociar posiciones políticas.

******

Por debajo de la candidatura principal puede existir alguna expectativa ya que, una vez que se conozcan los resultados, quedarán afirmados como candidatos varios postulantes a intendente, legislador o concejal. Si bien no tendrán asegurado nada, al menos se meterán en la discusión y para ello no importa que el sello PJ esté un tanto devaluado. A la hora de los hechos concretos vale, poco o mucho, y puede resultar definitorio en la elección provincial del mes de marzo. Aparte, la historia indica en forma insoslayable que cada interna determina algo y ésta del domingo próximo no será la excepción.

******

Por otro lado, la marcha de la elección y sus resultados en los distintos puntos del amplio territorio provincial serán seguidos muy de cerca por quienes mueven los hilos en la coalición gobernante y en el kirchnerista Frente para la Victoria. Desde adentro, algún interés habrá por el número de votantes, mucho más si se tiene en cuenta que están en condiciones de votar cerca de 150.000 personas, lo que es no poca cosa.

Comentarios

Otras Noticias