Comentario Político

lunes, 25 de octubre de 2010 00:00
lunes, 25 de octubre de 2010 00:00

Conforme lo anunciamos una vez, y varias veces más, la interna radical del 6 de junio definió todo aunque, todavía, haya actores que no se resignen a aceptar las realidades que plantea la actual conducción de la UCR. Por ello, la Convención del viernes venidero, salvo imprevistos o algún reclamo aislado, será tranquila y con agenda controlada. Se elegirán las autoridades del cuerpo deliberativo y, posiblemente, el fiambalense Amado David Quintar sea ratificado presidente, aparte de aprobarse algunos formulismos como la continuidad del Frente Cívico, la alianza que los mismos radicales manejan a “gusto y piacere”. Si alguien piensa en impugnaciones que hagan temblar la base partidaria o que pueda llamarse a otra elección por las candidaturas, advertimos que se equivoca.

******

En este sentido, hay que darle la diestra a Oscar Castillo que, antes que cualquier otro, dijo que los resultados de aquella interna partidaria son los que definen las posiciones que puedan tomarse. Está señalando, claramente, que los cargos electivos se resolverán por consenso y que a las formas de ese consenso las determinarán los ganadores. Apenas le otorgó un pequeño crédito a quienes consiguieron éxitos territoriales y puso como ejemplo al intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile.

******

Dejando de lado la Convención que, lo repetimos, solamente dará para una crónica más, lo más jugoso en materia política vendrá después. Mientras se mira de reojo la interna peronista y sus resultados, si es que efectivamente los hay, los radicales comenzarán en serio a debatir el futuro. Esto es, las diferentes postulaciones y en forma especial la de gobernador, para la cual, salvo una sorpresa formidable, hay dos candidatos: Brizuela del Moral o Ricardo Guzmán. Pero más abajo, invariablemente, siempre surgen otros desacuerdos y, por allí, se hace necesaria alguna interna, aunque sea muy doméstica. También los distritos rebeldes, como Valle Viejo y Andalgalá, atraerán atención por lo que pueda resolverse. En síntesis, se viene “la pechadora” radical.
 

Comentarios

Otras Noticias