Columna Política

sábado, 30 de octubre de 2010 00:00
sábado, 30 de octubre de 2010 00:00

Alguna vez el diputado Baglini, un radical mendocino de pura cepa, institucionalizó su famoso teorema de que las responsabilidades políticas son proporcionales a la distancia que existe del poder. Quiso decir que cuando se está más cerca (del poder), o inmerso en él, hay deberes mucho más severos que estar alejado de las misiones que otorga el pueblo o una asociación cualquiera. El ejemplo, en realidad, sirve para medir demasiadas cuestiones, como por ejemplo las internas que explotan en agrupaciones políticas, organizaciones gremiales, instituciones intermedias de la sociedad civil o hasta una humilde comunidad vecinal. Las disputas, siguiendo a Baglini, alcanzan su verdadera dimensión en relación directa con los grados de responsabilidad.
*****
El caso más típico de internismo en la provincia está dado por los partidos políticos tradicionales. En la UCR, que va a completar veinte años en el poder, prácticamente no existen internas que se sostengan en el tiempo y, cuando aparecen, hay muchos medios para conjurarlas: puestos públicos, cargos políticos, entregas de viviendas, cancelación de deudas con el Estado, etc. Hasta los vales de combustible pueden servir para aflojar las tensiones. Digamos que la enfermedad de pelearse, cuando se ostenta el poder, dispone de varios remedios. Ahora bien, si estás en la oposición, no hay cómo remediar la hostilidad. Es que son muchísimos comensales y muy poco para repartir.
*****
Si el peronismo viene de división en división, en un gran porcentaje hay que atribuirle a su falta de responsabilidades concretas, lo que parece haberse trasladado al Frente para la Victoria, donde hay pocos dirigentes pero igualmente se pelean. Allí se había decidido que Dalmacio Mera y Lucía Corpacci trabajen codo a codo. Pero al parecer, en el acto de Vélez, alguna chispa ha saltado y nadie la quiso apagar, con lo cual se favorecen los planes adversarios. ¿Qué autoridad puede existir en quien critica a los otros sin mirar sus propias conductas?
 

Comentarios

Otras Noticias