Especialmente invitada

Cristina Kirchner inauguró la Feria del Libro de Frankfurt

En su discurso destacó el “fuerte impulso a la educación” en el país.
martes, 05 de octubre de 2010 00:00
martes, 05 de octubre de 2010 00:00

La presidenta Cristina Kirchner inauguró ayer el pabellón argentino de la Feria del Libro de Frankfurt, donde destacó que Argentina destina “sólo el 2 por ciento” del PBI al pago de la deuda y el “6,47 para educación”, en la antesala de su encuentro con la canciller Angela Merkel, en el que sobresale el pasivo con el Club de París. La Presidenta recordó que en 2002 la Argentina destinaba “un 5 por ciento de su PBI, un PBI mucho más chico que el que hoy tenemos, al pago de la deuda externa, y solamente el 2 por ciento a la educación”. La jefa de Estado se expresó de esa forma antes del encuentro que mantendrá mañana en Berlín con la canciller, Angela Merkel, ante la expectativa de que se aborde la deuda con el Club de París, grupo de países desarrollados en el que Alemania es el principal acreedor de la Argentina.
Cristina Kirchner destacó el “fuerte impulso a la educación”, y su compromiso con “todo lo que hace a la palabra, a la escritura, al libro”. Seguidamente remarcó que “hoy, a tan sólo siete años, la Argentina destina un 2 por ciento al pago de su deuda que ha refinanciado íntegramente, y 6,47 de su Producto Bruto para el sector de educación”, y agregó “ésta es la importancia que le asignamos hoy a la educación”. Tras cumplir su agenda de actividades en Frankfurt, la Presidenta se trasladó a Berlín, donde mantendrá hoy su encuentro con Merkel, durante un almuerzo en la sede del gobierno de ese país.
En su discurso en la Feria del Libro de Frankfurt –considerada la más importante del mundo- la mandataria aseguró además que “Argentina no se maquilla, ni se maquillará con su historia de encuentros y desencuentros”, expresada a través de escritores y pintores.
Dijo además que “la literatura argentina nunca fue neutral”, ya que “cada autor expresó, pintó la Argentina que veía en sus ojos y pintaba en sus ideas”, y al respecto mencionó a los plásticos León Ferrari, Ernesto de la Cárcova, Antonio Berni; y escritores como Jorge Luis Borges y Julio Cortázar, entre otros.

Memoria

La presentación de la Feria del libro de Frankfurt en esta oportunidad tiene como eje central la “Memoria”, y la Argentina fue invitada especialmente en honor a su Bicentenario. En ese contexto, la mandataria se remitió a la “huella imborrable de lo que fue en el país la última dictadura militar”, y rindió un especial homenaje a los más de 70 escritores desaparecidos, a través de Elsa Osterheld, la viuda de Héctor Osterheld. El artista, autor de “El Eternauta” y desaparecido junto a sus cuatro hijas, fue recordado por la mandataria como “un fantástico escritor”. En el marco de su discurso, la presidenta afirmó: “Yo no me resigno a la idea de la derrota permanente. Tal vez nunca me resigne a que no se pueda cambiar la condición humana y terminar con conflictos étnicos y religiosas”. En varios pasajes de su mensaje, Cristina agradeció el reconocimiento de la Feria a la Argentina, donde aseguró que “como gran lectora jamás hubiera pensado que iba a estar presidiendo la ceremonia de apertura de este evento”.

Convenio

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezó la firma del acuerdo entre el gobierno argentino y el Instituto de Investigadores Sociales de la Escuela de Francfort, recordada por haber sido integrada a mediados del siglo pasado por renombrados filósofos como Walter Benjamin y Theodor Adorno, quienes dieron forma a la célebre “teoría crítica”.
En el acto, afirmó que “tras la caída del muro de Berlín, de las Torres Gemelas, y del muro de Wall Street, es necesario formular nuevas teorías para un mundo que cambia”.
“Estamos ante un mundo sustancialmente diferente, que nos lleva a todos al gran desafío de darle un marco teórico”, afirmó la mandataria.
Cristina formuló estos conceptos al hablar en la firma del convenio suscripto, y agregó que “esto es un aporte que hay que hacer desde la política, que nadie crea que esto es una cuestión partidaria. Creo que desde Argentina, con la experiencia que nos ha tocado vivir, podemos hacer un aporte a este pensamiento crítico”.
Apuntó que “el acuerdo que firmamos hoy no tiene que ser solamente una declaración de objetivos, sino traducirse en políticas concretas”.


 

Comentarios

Otras Noticias