ENERGÍA

La solución no será sencilla, rápida ni barata

lunes, 01 de noviembre de 2010 00:00
lunes, 01 de noviembre de 2010 00:00

La incorporación de una nueva línea al sistema interconectado para superar los problemas energéticos de Catamarca, a través de La Rioja, demandará por lo menos un año y el costo de las obras necesarias es de 2,5 millones de dólares, de los cuales los riojanos quieren que Catamarca se haga cargo de una parte. Aunque ambas provincias desean avanzar sin conflictos para mejorar el servicio, la idea de que la situación cambiará a corto plazo quedó descartada.
El ministro de Infraestructura de La Rioja, Javier Tineo, recibió ayer al diputado provincial riojano del Frente Cívico y Social-UCR Guillermo Galván a quien informó de las gestiones que el Gobierno efectúa con Catamarca para acordar estrategias energéticas.
“Dialogamos con el ministro de Obras Públicas de Catamarca y con el gobernador; les manifestamos los inconvenientes para La Rioja que traería aparejado el avance de la vecina provincia y le señalamos la necesidad de planificar en forma conjunta y consensuada estos trabajos que serán beneficiosos para ambos”, manifestó Tineo.
Asimismo, especificó que “hemos hablado de las inversiones urgentes y de arribar a un acuerdo entre los dos gobernadores que le dé un marco institucional y político”.
Tineo explicó que La Rioja todavía necesita obras complementarias a la línea de 500, que es la que está suministrando el 70 por ciento de la energía que recibe la provincia, y el resto se recibe de la vieja doble terna que venía a Recreo y que es donde necesita conectarse Catamarca.
“El acuerdo es que necesitamos completar obras dentro de la conexión de La Rioja en 500 a la vieja doble terna de 132 para recién poner a disposición de Catamarca esa energía”, indicó.
El funcionario precisó que la obra clave es la realización de una acometida constituida por cuatro campos de conexión, desde la estación transformadora de 500 a la doble terna de 132 kv Recreo - La Rioja, y estimó que la inversión necesaria para su ejecución ronda los dos millones y medio de dólares. “Considerando las distancias, es una obra que debería llevar unos 10 meses”, proyectó.
Respecto de los fondos para su construcción, el titular de Infraestructura señaló que “vamos a avanzar en un acuerdo que nos permita un financiamiento cierto de estos trabajos, que naturalmente van a permitir cerrar un anillo energético para La Rioja, un mejor aprovechamiento de la línea de 500, lo que nos permitirá dejar tranquila a la ciudad respecto del abastecimiento y habilitaría a que Catamarca proceda con sus obras”.
Por su parte, el diputado Galván resaltó que “no hay conflicto entre las provincias, ambas necesitamos la energía de este conducto común que es la línea de 500, que la tenemos que maximizar porque es una gran obra y hay que aprovecharla con la realización de obras complementarias” asintió el legislador.
Respecto de conversaciones que mantuvieron con autoridades catamarqueñas, informó que “les pedimos que nos asociemos, coparticipar el gasto que van a demandar esas obras que nos beneficiarán para llevar mayor y mejor cantidad y calidad de energía en sociedades donde creció el consumo”.

Comentarios

Otras Noticias