Violencia en San Isidro

Un grupo de adolescentes atacó una residencia a pedradas.
lunes, 01 de noviembre de 2010 00:00
lunes, 01 de noviembre de 2010 00:00

Se produjo un hecho de violencia en la casa de la familia Romero, que vive a 100 metros de la plaza de Valle Viejo, al recibir el ataque de varios jóvenes que arrojaron piedras de gran tamaño sobre la puerta de entrada de la vivienda, puerta de madera que presenta destruida algunos de los paños. También están destruidas las persianas y parte de las ventanas.
 

La esposa del dueño de casa relató a radio Valle Viejo “eran las 7 de la mañana y mi marido sale ya cansado y les dice “bueno muchachos basta ya, ya jodieron toda la noche, córtenla, ya se están pasando con la boca, mucha guarangada. Uno de los chicos le contesta a mi marido y mi marido le agarra de los pelos y lo saca afuera y lo empieza a correr. A todo esto era un grupo de 10 o 15 pibes más en la iglesia de la Ermita, que es otro juntadero de chicos. Entonces se juntas esos con los que estaban acá afuera y vienen a agarrarnos a pedradas. Nos rompieron todo.
Estamos vivos no se porqué, por esas cosas del destino.
Mientras mi marido sostenía la puerta tapándola con una silla yo intentaba comunicarme con la policía y nada. Después yo digo “ahí viene la policía”, pero en realidad no me había podido comunicar. Cuando alcanzan a escuchar esto se van todos.
Mis vecinos también llamaron pero no se pudieron comunicar con nadie".
 

"Yo voy a la plaza de San Isidro a pedir a la policía que por favor vengan y después de 10 o 15 minutos viene el móvil de la policía. Estaban todos esos chicos en la Ermita. Vos te pensás que hicieron algo por detenerlos? Al contrario querían llevarlo preso a mi marido porque le habían dicho que le había pegado a uno de los chicos. No tenían más de 20 años.
Esto es permanente, de lunes a lunes. El aguantadero es La Ermita y la gente ya está cansada de todo esto. No podemos vivir tranquilos.
Tengo dos hijos, uno hijo de 5 y la nena de 3. Cuando pasó todo esto la nena se pasó a la cama del de 5 y se taparon con una sábana, como para que se imaginen la situación feísima que pasamos acá.
Hoy mi marido está detenido por haberle pegado a uno de estos chicos, por haberse defendido de esta situación. Supuestamente tienen a cuatro o cinco detenidos pero eran como veinte.
Yo le pido al comisario que tome cartas en el asunto porque esto es tierra de nadie”.
 

Comentarios

Otras Noticias