Santa Rosa

Por temor, los concejales no sesionaron

La suspensión a Guaraz quedó en la nada.
sábado, 13 de noviembre de 2010 00:00
sábado, 13 de noviembre de 2010 00:00

Con la única presencia de la concejal Esther Guaraz, hermana del intendente, se retomó ayer el cuarto intermedio dispuesto para la sesión extraordinaria que pretendía suspender al intendente de Bañado de Ovanta, Elpidio Guaraz, y se dejó sin efecto la suspensión. Los concejales Pedro René Suárez y Flavio Guillermo Leguizamón no se presentaron, aduciendo que estaba en riesgo su integridad física, lo cual invalidaría la decisión según los opositores.
Como se preveía, la reanudación del cuarto intermedio se realizó en medio de un gran tumulto, con el que los seguidores de Guaraz pretendían evitar que la suspensión se concrete. Ante este clima caldeado los ediles opositores se refugiaron en la dependencia policial, ubicada al lado del Concejo Deliberante. Una multitud de vecinos se acercó al destacamento a pedirles que sesionen, que den la cara al pueblo y gritaban a viva voz “por qué quieren suspender al intendente”. Allí se mantuvieron durante toda la mañana, por lo que la única edil decidió realizar una “sesión en minoría”, donde dejó sin efecto la sesión extraordinaria. Pero además desplazó al secretario administrativo y cambió las cerraduras del edificio público. Una situación que promete extender el escándalo.
Además de los lugareños, llegaron hasta Bañado de Ovanta diputados provinciales, los intendentes Daniel Polti (Recreo), Javier Morra (La Puerta) y Hugo Gómez (Mutquín). También jefes comunales de Santiago del Estero y Tucumán.
 

Comentarios

Otras Noticias