Comentario Político

lunes, 22 de noviembre de 2010 00:00
lunes, 22 de noviembre de 2010 00:00

Como lo apunta en forma coincidente la prensa nacional, la muerte del ex presidente Kirchner cambió radicalmente el escenario político, a sólo 11 meses de las elecciones presidenciales. La totalidad de las encuestas de opinión pública, inclusive las más acérrimas enemigas del gobierno, ubican a Cristina Fernández de Kirchner con una enorme ventaja sobre sus eventuales contrincantes. La situación llega al extremo de considerar que si las elecciones se realizarían ahora mismo, la actual presidenta ganaría en primera vuelta con valores cercanos a los guarismos de 2007, cuando resultó electa con aproximadamente el 46 por ciento de los sufragios. Los politólogos atribuyen el fenómeno al “efecto luto”, aunque también hay que decir que en vida de Néstor Kirchner se había producido un crecimiento de su sector, pero jamás como para asegurar una victoria en primera vuelta.
******
Si bien es cierto que no es algo determinante, nadie sabe cómo puede influir el nuevo escenario en la política de Catamarca. ¿Puede existir un traslado de los números de encuesta que se ventilan a la provincia? La respuesta a esta pregunta desvela a oficialistas y opositores que, por encima de la duda existencial, desconocen el papel que jugará Cristina Kirchner en las elecciones si, finalmente, son convocadas para el mes de marzo. Sea como sea, una contienda provincial tiene sus peculiaridades y hay que analizar una serie de factores para saber si puede llegar a influir en ella una Jefa de Estado.
******
Mientras en el Frente para la Victoria y los sectores peronistas se frotan las manos pensando en tiempos mejores, en el radicalismo todavía estudian qué les conviene hacer en 2011. Los más temerosos traen desde el recuerdo la derrota sufrida por el Frente Cívico a manos del kirchnerismo, en el año 2005, cuando brillaba con luz propia la estrella de Néstor Kirchner. Los optimistas, por su lado, plantean que la división del peronismo local asegura que no habrá sorpresas.

Comentarios