El FCyS no bajó al recinto y el Interbloque no contaba con los números

Los diputados tampoco dieron quórum en la última sesión

Con declaraciones cruzadas y polémicas, cerraron el año.
miércoles, 24 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 24 de noviembre de 2010 00:00

Como no podía de ser de otra manera, el cierre del período ordinario de la Cámara de Diputados terminó en medio de una nueva polémica. El FCyS, bajo el argumento de que el Interbloque es quien tenía que dar el quórum por ser mayoría y manejar la agenda legislativa, decidió no bajar si no cumplían con este “requisito”. La oposición sólo reunió 13 legisladores. De esta manera los 23 proyectos con despacho de comisión, entre ellos la Ley de Glaciares, deberán esperar hasta después de mayo del año que viene para que sean debatidos por el cuerpo.
Pero no sólo el tratamiento de los proyectos quedó trunco, sino que por espacio de más de dos horas estuvieron esperando a Dolores Dellatores de Dellepiani, a quien se la iba a declarar Ciudadana Ilustre por su trayectoria y aporte a la cultura, y al cantautor catamarqueño Carlitos Martínez, cuya trayectoria declaraban de Interés Parlamentario.
Reunidos en la oficina 219 desde horas tempranas, los diputados del oficialismo brindaron una conferencia de prensa una vez levantada la sesión. Allí aseguraron que la decisión de no sesionar, según lo explicado por el diputado Ricardo del Pino, era porque el Interbloque, en su “necesidad de demostrar trabajo”, bajó proyectos que no contaban con la firma del FCyS, y otros con firmas de quienes no estuvieron en la reunión de labor parlamentaria.
Asimismo afirmaron que el Interbloque, “como mayoría” tenía la obligación de contar con 21 diputados para iniciar la sesión. “Si ellos hubieran reunido el quórum otra hubiera sido nuestra actitud, tal vez bajábamos a debatir los temas en el orden del día”, enfatizó. En tanto, la diputada Marita Colombo aseguró que el FCyS asumirá la responsabilidad política que corresponda “porque el Interbloque debe hacerse cargo de sostener de manera irracional en la presidencia a una persona que ha tenido desórdenes graves en su conducta” y remarcó que por su accionar le correspondería la expulsión del cuerpo legislativo. A la par que dejó abierta la posibilidad de que la frustada sesión se concrete antes del 30 de noviembre.

“Nene caprichoso”

Cuando el diputado Marcelo Rivera, a cargo de la presidencia, levantó la sesión por falta de quórum, el Interbloque dio una conferencia de prensa en la que apuntó todos sus dardos hacia el presidente del bloque del FCyS, Juan Pablo Millán, a quien acusaron de “nene caprichoso, que cuando las cosas no se le dan se le salta la llave térmica y comienza a menospreciar la institución legislativa y a querer embarrar nuestro trabajo como legisladores” dijo Juan Cruz Miranda. Además, lo tildó de “instalador serial de clima de caos, un confrontador sistemático, una persona con la cual no se puede acordar ni entablar nada”. También indicaron que en Labor Parlamentaria, en la noche del martes y en forma conjunta, acordaron las leyes a tratar. “Muchas de las leyes fueron pedidas por el FCyS”.
 

Comentarios