Comentario Polìtico

miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00

La agria, despiadada y baja discusión que llevan adelante los miembros más representativos del MIRA, ha ocupado la portada de los diarios y generosos espacios de desarrollo de una noticia a la que, por lo menos, debemos calificar de desgraciada. Los comentarios de una batalla propia del “bajo fondo”, donde saltan con crudeza las miserias humanas, deberían preocupar al conjunto de la clase política, cuyo desprestigio aumenta día a día, precisamente, por refriegas como ésta, en la que se involucra a lo más granado de la dirigencia, incluyendo a quienes el pueblo, oportunamente, supo elegir. ¿O acaso los eligió mal? La verdad que la situación da para producir un replanteo y analizar si algunas cosas la democracia catamarqueña no puede corregir.

********

Los peronistas no se detuvieron a pensar en el nivel de esta pelea con reminiscencias de conventillo, sino que directamente llevaron el análisis a ver cómo reemplazan al titular del cuerpo. De “parar la pelota”, reconvenir o aconsejar prudencia, nada. Es la forma más perfecta de no cuidar precisamente eso, las formas, pero, como la política funciona la más de las veces como una calesita, pronto las miserabilidades pueden volverse sobre ellos. A no quejarse, entonces, de las prácticas de arreglar las cosas “al boleo”. Y lo mismo vale para los diputados del Frente Cívico que, imaginariamente, se sentaron en una platea para “gozar” el duelo Barrionuevo-Gómez y desde allí tratar de sacar ventajas.

********

Las cosas en Senadores no van mejor. Allí está plantado el escándalo del señor Ampuero que, en silencio y a hurtadillas, se embolsaba un sueldazo como supuesto senador (que sepamos jamás ejerció como tal) y cobraba otro sueldazo como director de una escuela de Salta. Una desvergüenza lindante con lo delictivo que ya debió haber producido, sin mayores trámites, su expulsión. Nada, especulando con sacar ventaja políticas, “lo cocinan a fuego lento” y hasta permiten que el abogado del aprovechador haga disquisiciones sobre supuestas legalidades. ¿Y el trabajo de senador dónde esta?
 

Comentarios

Otras Noticias