Km. 20/10

miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00

La administración radical, ésta y las anteriores, no da en la tecla con el tema energía. Y cuando explota el calor, no hay forma de remediar el consumo que, en los últimos diez años, ha crecido en forma exponencial. Ayer fue un día de furia en los distintos barrios capitalinos y el Valle Central: la falta de energía se hizo sentir frente a una temperatura que orilló los 37 grados, lo que en realidad no es demasiado para el clásico tiempo estival de Catamarca. Ya vendrán marcas mucho mayores y el momento en que el termómetro se clave por arriba de los 40 grados con lo cual, lógicamente, los inconvenientes con los servicios multiplicarán las quejas de los usuarios. De sobra saben los catamarqueños cómo es la historia: a los padecimientos con la energía, le siguen en forma automática los del agua potable.

******

Los mensajes de la gente, a través de la radio que concentra los reclamos masivos de los vecinos, recalentaron los micrófonos de la FM Valle Viejo. Desde el mediodía y hasta la tarde-noche, fue una sucesión interminable de quejas subidas de tono y de irónicas referencias, algunas de las cuales no se ajustan a la realidad. Por ejemplo, se preguntó mucho cómo en numerosos barrios no había luz y, en cambio, no hay problemas con las torres del flamante estadio de fútbol que iluminaron la zona en la noche del lunes. En realidad se trató de una prueba y la provisión de energía del coloso se hace por grupos energéticos. Más allá de eso, comprendemos a la gente.

*******

Lo dijimos en un tramo de esta columna. Los errores del pasado, la privatización ejecutada por el gobierno castillista y largos años en los que no hubo inversión alguna, surgen ahora con toda la fuerza ante una demanda creciente. Y para que las peripecias sean completas, una obra importante que ha encarado el gobierno –tramo San Martín/Catamarca- habrá de demorarse más de lo previsto. Conforme lo anunciamos ayer, recién a fines del año 2011 se podría concretar esta inyección energética que tarda en llegar y pone los pelos de punta a los ciudadanos.
 

Comentarios

Otras Noticias