Crisis energética

Los usuarios están hartos por la falta de energía

Desde la Secretaría de Servicios Públicos eludieron responsabilidades.
miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00
miércoles, 03 de noviembre de 2010 00:00

A pesar de las diferentes obras que encaró el gobierno de la provincia para hacer frente a la crisis energética, ya comenzó la pesadilla que los catamarqueños deben padecer apenas llega el calor. Ayer, tal como sucedió el martes, miles de hogares padecieron la falta de energía y de agua.


El primer apagón afectó a las localidades de La Merced, Chumbicha y líneas de Sumalao, Parque Industrial, zona sur y oeste de la ciudad, y los problemas se repitieron ayer en amplios sectores del Valle Central. Desde Edecat adjudicaron la falla a las tareas de mantenimiento que concretaba TRASNOA.
El malestar generó diversos reclamos por parte de los usuarios, que además de padecer la falta de agua desde hace más de dos meses, ahora deben soportar la habitual falta de luz.
Desde la empresa EDECAT se informó que el inconveniente suscitado fue ajeno a la empresa, y se derivó la responsabilidad a Trasnoa, que habría realizado tareas de mantenimiento que no iban a afectar la prestación del servicio, pero ocurrió todo lo contrario.
Según lo informado, el problema se registró en la estación transformadora 132 Catamarca.
Edecat informa a los usuarios sobre los cortes programados que se realizan a diario para llevar adelante tareas de mantenimiento, pero en esta oportunidad no se comunicó y los vecinos aseguran que la falta de tensión es permanente.
Mientras tanto, el subsecretario de Servicios Públicos de la provincia, Rafael Assante, dijo a El Esquiú.com que “no es responsabilidad de su área responder por el servicio que presta Edecat”.
Assante sostuvo que el gobierno trabaja para poner en funcionamiento, antes del 15 de noviembre, la Estación Transformadora Valle Viejo y la de Choya, pero advirtió que las soluciones no son “inmediatas”.
“La Subsecretaría de Servicios Públicos no opera con el sistema, simplemente construimos la infraestructura que entendemos que va a hacer falta, para mejorar el servicio energético en la provincia”, sostuvo el funcionario.

“No da para más”

Desde la Unión de Usuarios, advirtieron que esta situación se viene anticipando desde hace un par de semanas.
Norma Quinteros, secretaria de la entidad, dijo que “no da para más. La mayoría de los barrios de la zona norte y sur de la ciudad están hace varias semanas sin agua. Ahora comenzaron los apagones, pero en el centro no hay capacidad suficiente como para abastecer de energía a la población. Todo indica que tendremos otro verano nefasto”.
Quinteros comentó que desde la Unión de Usuarios lanzarán un documento público donde dejarán sentados los inumerables problemas que padece la población por la falta de servicios indispensables.
Un infierno bien conocido, que se repite otra vez.

Comentarios