Levantó la sesión sin respetar el tiempo de tolerancia

Barrionuevo seguirá hasta mayo por un polémico ardid

El presidente la Cámara de Diputados esperó diez minutos luego de la hora convocada y decidió levantar la sesión por falta de quórum. Con esta medida se aseguró la presidencia hasta mayo.
martes, 30 de noviembre de 2010 00:00
martes, 30 de noviembre de 2010 00:00

En maniobra política que sorprendió al oficialismo y a la oposición, el polémico presidente de la Cámara de Diputados Luis Barrionuevo levantó la Sesión Preparatoria alegando falta de quórum, cuando no habían pasado ni 20 minutos del primer llamado a los legisladores. Con apenas 10 diputados del FCyS más Renato Gigantino en el recinto, no se lograba la mitad más uno de los miembros del cuerpo para sesionar. La decisión de Barrionuevo frustró el recambio de autoridades y le aseguró el cargo hasta mayo del año próximo, cuando se abra un nuevo período de sesiones ordinarias.
Asombrados y sin reacción, los legisladores del Frente Cívico denunciaron una “verdadera violación al Reglamento Interno por el presidente del cuerpo, que no respetó el artículo 49 que establece media hora de tolerancia y una prórroga de una hora para contar con el quórum reglamentario. El peronismo atenta contra las instituciones, es una vergüenza lo sucedido”, dijo el presidente del bloque oficialista, Juan Pablo Millán.
En tanto, el diputado José Sosa aseguró que “es un eslabón más en la cadena de incoherencias, de papelones con el que viene triturando el Interbloque a este poder del Estado”.
La mayoría de los diputados que conforman el Interbloque también se mostraron sorprendidos y consideraron que era una “medida unilateral” del presidente del cuerpo. Trascendió que algunos diputados habrían acordado con Luis Barrionuevo levantar la sesión, ante la posibilidad de perder la presidencia porque los legisladores del saadismo no darían quórum. El diputado Julio Cabur desmintió estas versiones y aseguró que Gustavo Saadi y Carlos Rosales llegaban a la Cámara cuando les informaron del levantamiento de la sesión y se retiraron de inmediato.

“Hasta acá llegó mi compromiso con Barrionuevo”

“Fue una medida no consensuada por el Interbloque, fue meteórica la decisión de levantar la sesión por el presidente”, enfatizó el diputado Alfredo Gómez visiblemente molesto por lo acontecido. En ese sentido, afirmó que todos están de acuerdo en que la gestión de Luis Barrionuevo llegaba a su fin, “el compromiso era acompañarlo hasta acá, se tenía que producir un recambio que lamentablemente no se ha podido realizar”.
Aclaró que desde el MIRA han cumplido hasta acá con el presidente de la Cámara Luis Barrionuevo. “Soy muy claro en esto y habrá que analizar cuál es la posición hacia adelante”. Esto en clara alusión a que en el caso de tratarse en el futuro el pedido de desafuero contra el presidente de la Cámara, podría acompañarlo.

¿Quién gana o quién pierde?

Lo sucedido ayer en la Cámara baja deja dos grandes interrogantes. Quién ganó y quién perdió con la frustada Sesión Preparatoria. A primera lectura no caben dudas de que el gran vencedor es el polémico presidente, quien hasta mayo, de no suceder algo extraordinario, seguirá siendo el presidente del cuerpo, cuando era todo un hecho que su mandato culminaba en la jornada de ayer.
Uno de los grandes perdedores es el bloque oficialista, que vio frustradas sus intenciones de retomar la conducción. Hasta último momento se habló de un supuesto acuerdo con un sector de la oposición que le garantizaba un triunfo en el recinto. Pero ayer todo quedó abortado, por una movida política que no esperaban o no contemplaron. Perdió el peronismo porque, cuando todo estaba listo para un recambio en la presidencia, las heridas que dejó la interna partidaria casi provocan perder el único espacio en el que tienen un poder “ficticio”, porque quien lo conduce es un radical. El saadismo sigue malherido por la derrota del pasado 7 de noviembre. También perdió el legislador del MIRA, Alfredo Gómez, número puesto ayer en el cargo, pero quedó en la nada, producto de la interna peronista.

Comentarios