KM 20/10

viernes, 10 de diciembre de 2010 00:00
viernes, 10 de diciembre de 2010 00:00

Por informaciones nacionales se sabe que hay problemas con la provisión de billetes que el Banco Central de la República Argentina realiza a las distintas entidades bancarias. Este inconveniente que, supuestamente, afecta “a los otros” y no a los catamarqueños, podría explotar en los próximos tiempos en nuestro territorio (Capital e interior) y causar molestias a la gente, más concretamente a los agentes públicos, quienes tienen que cobrar sus haberes del mes de noviembre entre martes y miércoles de la semana venidera. Frente a esta situación, las probabilidades de que las instalaciones del Banco Nación se vean rebalsadas de personas que reclamen a viva voz, resultan ciertamente probables.
******
El inconveniente de la falta de billetes, por lo que se sabe, hay que relacionarlo con un informe reciente de que el país mandó a imprimir una suma del orden de los diez mil millones de pesos en Brasil. Ese monto, integrado por los billetes violetas de 100 pesos con la efigie de don Julio Argentino Roca, se supone que viene a superar el problema que exponemos en esta ruta periodística y que, al menos en la presente semana, no habría tenido una solución efectiva. También habría motivado que no todos los cajeros hayan dispuesto de dinero, lo cual no deja de ser un “dolor de cabeza” adicional.
******
Más allá de la coyuntura, hay algo a que los argentinos, y por supuesto los catamarqueños, no logramos acostumbrarnos. Se trata de la utilización del débito automático que, por ejemplo, pueden llevar a cabo los empleados públicos con compras en supermercados, estaciones de servicio y casas de comercio en general. Aparte de ser algo práctico, se consigue la ventaja de no utilizar dinero en efectivo en tiempos de notoria inseguridad y se gana el 5% del IVA. Complementariamente, podrían solucionar, aunque sea en parte, la iliquidez de los bancos. Todo a favor. “Pelo y barba”, como dicen los muchachos del barrio.
 

Comentarios

Otras Noticias