La Presidenta creó el Ministerio de Seguridad

Nombró al frente a Nilda Garré, que deja vacante Defensa.
sábado, 11 de diciembre de 2010 00:00
sábado, 11 de diciembre de 2010 00:00

La presidenta Cristina Fernández anunció anoche la creación del Ministerio de Seguridad al frente del cual estará Nilda Garré, actual titular de Defensa, y cuyo reemplazante no fue informado.

El sorpresivo anuncio por cadena nacional en coincidencia con el tercer aniversario de su gobierno y en el Día Universal de los Derechos Humanos sucedió casi en simultáneo con el agravamiento de los enfrentamientos entre vecinos en el ocupado Parque Indoamericano porteño que anoche causaron el cuarto muerto desde el martes.

Sin mencionar por su nombre esa situación ni a Mauricio Macri, Cristina Fernández relacionó los hechos con un presunto intento por "desgastar" a su administración y reprobó la política de "mano dura" y la "xenofobia" del jefe de gobierno porteño.

"Yo no soy tonta para pensar que las cosas suceden por casualidad", dijo la Presidenta y agregó: "Hay dirigentes dedicados a desgastar a un Gobierno para presentarlo como a quien no le importa la seguridad. Nada le interesa más a esta Presidenta que preservar la vida y el patrimonio de todos los argentinos".

En este contexto, la creación del ministerio que desde el miércoles ocupará Garré supone una jerarquización de la seguridad en la política gubernamental. Hasta ahora era parte del Ministerio de Justicia y Seguridad que encabeza Julio Alak. "Tengo plena confianza (en Garré) por la labor que ha desempeñado y fundamentalmente por su compromiso con la Justicia, el sistema democrático y los derechos humanos", dijo la mandataria.

El reemplazante de Garré en Defensa, que llegó a ese ministerio en 2005, durante el gobierno de Néstor Kirchner, no fue anunciado oficialmente. Fuentes de esa cartera mencionaron como posibles sucesores a la ex senadora nacional mendocina María Cristina Perceval, el diputado bonaerense Juan José Alvarez y el ex secretario de Defensa y actual embajador en Haití José María Vázquez Ocampo.

El cambio en su Gabinete es el segundo que decide la Presidenta desde 2007 provocado por un conflicto, si se hace a un lado el relevo reciente de Héctor Timmerman por Jorge Taiana en la Cancillería. Después del enfrentamiento con el sector agropecuario por las retenciones, reemplazó en Economía a Martín Lousteau por Carlos Fernández y a éste por Amado Boudou.

Al parecer, la decisión de jerarquizar Seguridad estaba prevista: Garré fue citada por la Presidenta a la Rosada en varias ocasiones durante las dos últimas semanas y hasta suspendió un viaje para este fin de semana a Nueva York.

Pero el anuncio pareció precipitarse a raíz del agravamiento del conflicto originado por la ocupación del Parque Indoamericano y el duro enfrentamiento político por el caso con el gobierno de Macri.

Cristina Fernández definió en ese sentido de "ejemplo de mano dura" la respuesta de Macri el martes pasado en el Parque Indoamericano cuando murieron las dos primeras personas. "No sirve el desalojo que terminó peor de lo que empezó. El orden debe ser custodiado, pero no a partir de cobrar vidas", apuntó después de defender la política de no represión a la protesta social implementada desde el gobierno de Kirchner.

También pidió "disculpas a algún país hermano si se ha sentido ofendido", en referencia a Bolivia y al pedido de explicaciones que la embajada de ese país le hizo a Macri por sus declaraciones de presunto contenido xenófobo. Dos de los muertos en esa protesta son bolivianos.

Acompañada por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, gobernadores y dirigentes extranjeros reconocidos por su trayectoria en la lucha por los derechos humanos, la Presidenta insistió en que "no estoy dispuesta a que la Argentina se integre al club de los países xenófobos".

La hipótesis gubernamental acerca de que la protesta estuvo alentada por dirigentes de la oposición había sido adelantada temprano por el jefe de Gabinete. Aníbal Fernández recordó que esta semana el ex presidente Eduardo Duhalde dijo en Estados Unidos que lo que la Argentina necesita es "orden".

Comentarios