Apuntes

martes, 14 de diciembre de 2010 00:00
martes, 14 de diciembre de 2010 00:00

La Subsecretaría del Ambiente tiene una nueva fuente de financiamiento que le aporta cifras millonarias, destinadas al programa Bosque Nativo. Por esas cuestiones de los mecanismos burocráticos, para no perder una partida que habría entrado muy sobre la hora, se habrían decidido compras de equipamiento informático e insumos de un día para el otro, sin asegurarse que sean los mejores en precio y calidad.
******
Los planteos mayores surgen, no del mecanismo de compra del equipamiento informático, sino de la planificación y ejecución del programa Bosque Nativo. Dentro del paraguas de este nombre, se estarían realizando inversiones -o gastos- en folletería para el Rally Dakar 2011, que guardaría relación con el cuidado y protección de los bosques, pero sería una acción aislada y no parte de un programa integral con objetivos, cronogramas y tablas para la medición de resultados.
******
Y como un detalle más, se estaría pidiendo presupuestos para esa folletería, con precisiones de calidad de papel, tamaño y colores que luego podrían no coincidir con lo que finalmente se imprima y distribuya. Esto sería lisa y llanamente, pagar por una calidad mayor y obtener folletos de menor valor. También bajo el paraguas del programa Bosque Nativo se cubrirían gastos por arreglos de vehículos de diferentes áreas de la misma Subsecretaría del Ambiente.
******
Un programa, como tal, tiene previsibilidad. Se plantean objetivos, modos de alcanzarlos con determinadas acciones y se establecen plazos para ir verificando resultados. En relación al programa Bosque Nativo surgen algunas preguntas: ¿Qué mediciones se hicieron con el Rally Dakar? ¿Cómo fue el impacto ambiental? Con la distribución de folletería en la edición anterior ¿qué logros se obtuvieron? Si alguien puede responder a estos interrogantes, desde este diario, estaremos prestos para atender cualquier explicación.
 

Comentarios