Apuntes

viernes, 17 de diciembre de 2010 00:00
viernes, 17 de diciembre de 2010 00:00

Luego del convenio que firmaron la Municipalidad de la Capital, el ministerio de Gobierno y la Agencia de Seguridad Vial, se ha implementado el plan “Sin casco, sin moto” que, por ahora, se lleva a cabo en la zona céntrica y se extenderá paulatinamente hacia los aledaños de la Capital. Después de una primera semana dura, con discusiones y hasta con algún incidente menor, la iniciativa ha dado muy buenos resultados. Fueron numerosas las motos secuestradas y transportadas a un corralón, lo que derivó en un amontonamiento de gente en los juzgados de faltas, a los efectos de recuperar el rodado. Una gran molestia, lo sabemos, pero el tema es que andar sin casco es ilegal y un verdadero atentado a la vida, por lo tanto el plan encierrra todas las ventajas y ninguna desventaja. Simplemente habrá que acostumbrarse a andar con el cubrecabeza y vencer la natural resistencia al cambio.
******
Se calcula que aproximadamente el 50% de los motociclistas circula sin casco y el objetivo deberá ser bajar a cero ese porcentaje. Será la única forma de preservar la vida y evitar que, nada menos, más de 50 jóvenes por año pierdan la vida y el doble o triple queden imposibilidades por lesiones graves. Cuando se comparan estas cifras con el carro municipal transportando los rodados o los conductores repletando el juzgado, no existe ninguna duda de que son preferibles los malos ratos antes que el dolor de la muerte.
*****
Una importante cantidad de comerciantes continúa, en el tramo que comunica la Capital con La Rioja, en calidad de usurpadores. Los asentamientos, la mayoría en la zona de Huillapima (Capayán), se han convertido en un verdadero riesgo para los usuarios de la ruta 38, por lo que hace algunos meses las autoridades del 11º Distrito Catamarca de la Dirección Nacional de Vialidad radicaron una denuncia penal ante la Fiscalía Federal de Catamarca. Sin embargo, hasta el momento, los comerciantes no fueron intimados a desalojar la zona, con el consiguiente riesgo que esto implica no sólo para ellos, sino también para automovilistas y transportistas que circulan por la ruta.
 

Comentarios

Otras Noticias