Raúl Castro anunció transformaciones en Cuba

"O rectificamos o nos hundimos"

En un largo discurso ante la Asamblea Nacional, el presidente cubano se refirió al rumbo que tomará a política de la isla en los próximos cinco años.
domingo, 19 de diciembre de 2010 00:00
domingo, 19 de diciembre de 2010 00:00

O Cuba cambia o la revolución se hunde. Así se expresó ayer su presidente, Raúl Castro, en un discurso en el que reclamó la exigencia máxima para aplicar su plan de ajustes económicos y en el que, sobre todo, fue muy crítico con los conceptos «erróneos e insostenibles» cometidos durante medio siglo de socialismo. «O rectificamos o ya se acaba el tiempo de seguir bordeando el precipicio, nos hundimos, y hundiremos (...) el esfuerzo de generaciones enteras», aseveró ante la Asamblea Nacional.

Durante su discurso, de más de dos horas, Castro llamó a desterrar viejos métodos: «Se trata de transformar conceptos erróneos e insostenibles acerca del socialismo, muy enraizados en amplios sectores de la población, como consecuencia del excesivo enfoque paternalista, idealista e igualitarista que instituyó la Revolución en aras de la justicia social». El presidente pidió un cambio de mentalidad a los cubanos y no ahorró envites contra los cuadros dirigentes, a quienes instó a desterrar «el secretismo» y la mentira, y a no «estigmatizar» medidas como la ampliación del trabajo por cuenta propia. «Redoblaremos la constancia y la intransigencia ante lo mal hecho», amenazó.

TRABAS A LAS REFORMAS / Castro también advirtió a los dirigentes de que los acuerdos del Gobierno deben cumplirse «y no convertirse en letra muerta», al tiempo que cuestionó por qué algunas de «las orientaciones e instrucciones» de su hermano Fidel no fueron cumplidas en las últimas décadas. «Nos faltó cohesión y coordinación entre el partido y el Gobierno», admitió Castro, quien dejó entrever que el partido había puesto trabas a las reformas. «Debemos admitir opiniones divergentes y lograr un consenso nacional sobre la urgencia de cambios estratégicos en la economía», añadió.

El plan de ajustes económicos del Gobierno será ratificado por el partido en su sexto congreso, que se celebrará en abril, «el último, por ley de vida -dijo Castro- de la generación histórica» de la revolución, por lo que, añadió, tiene la obligación de dejar «trazado» el rumbo del país. «El plan -dijo- marca el inicio del camino de la rectificación y la necesaria actualización del modelo económico». «No fui elegido ni para restaurar el capitalismo ni para entregar la revolución», aclaró, sino para dibujar «el futuro socialista», ajustado a Cuba.

Durante su discurso, no faltaron las referencias a EEUU, cuya actitud de «gendarme global» ha quedado demostrada, según dijo, con las filtraciones de Wikileaks.

El discurso íntegro puede leerse en http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=248171&Itemid=1
 

Fuente: Clarín

Comentarios

Otras Noticias