Protesta frente a Casa de Gobierno

Encadenadas, esperan una respuesta

Llevan más de siete días. Reclaman el pase a la planta permanente de la provincia.
lunes, 16 de agosto de 2010 00:00
lunes, 16 de agosto de 2010 00:00

Un grupo de mujeres encadenadas se encuentran todavía a la espera de respuestas por parte del Ejecutivo Provincial. No se moverán de la Plaza 25 de Mayo, frente a Casa de Gobierno, hasta que el gobernador no atienda sus necesidades laborales, ya que pesar de que en el Ministerio de Educación las recibieron durante la semana, no recibieron respuestas a sus pedidos.
Lo concreto es que estas personas se encuentran hace aproximadamente una semana apostadas en un banco de la plaza, esperando respuestas que tal vez no llegarán o que las mantendrán en vilo por un largo periodo. Mañana estas manifestantes coincidirán en la Plaza 25 de Mayo con la presencia del Gobernador, Eduardo Brizuela del Moral, que asistirá al acto por el Aniversariod del Gral. San Martín.
Según comentaron a El Esquiú.com, tienen versiones de que el gobernador de la provincia no se encuentra por estos días en Catamarca, por lo cual aguardarán pacientemente a que el mandatario regrese.
Las gestiones con el Ministro de Educación fueron en vano, ya que al acercar sus pedidos de contrato para prestar servicios en las escuelas, Mario Perna adujo que el presupuesto no le permite incrementar la planta de trabajadores.
El pedido concreto es que pretenden ser contratadas para continuar prestando servicios como ordenanzas en distintos establecimientos escolares, a pesar que hace varios años que lo vienen haciendo, pero percibiendo sólo un plan social de 150 pesos. “¿A quién le alcanza 150 pesos para vivir?”, fue una de las frases que sentenciaron para mantener su postura firme de pedir un trabajo digno y que les ofrezca seguridad laboral.
Allí permanecerán hasta que desde el Ejecutivo les brinden las respuestas que esperan luego de una larga semana. La decisión, según dijeron, es firme.
Natalia, una de las mujeres que espera ser escuchada por el gobierno, consideró que es una pena que “las autoridades tengan que ver todos los días la indignidad de la gente y que no les provoque nada. Hay que ser muy frío. Pero si estuviesen en campaña seguro que harían cualquier promesa, con tal de que no estemos dando esta imagen”, cuestionó la mujer.
“No entendemos cómo hay gente del Ministerio de Obras Públicas que obtiene contratos y a nosotros se nos discrimina”, dijo Natalia.
Las mujeres se desmepeñan en escuelas de la Capital. Son alrededor de 70 personas las que comparten esta situación. Más de veinte decidieron no bajar los brazos y reclamar una solución que les permita salir de la precariedad laboral y de la indigencia.
“Vamos a seguir acá, porque consideramos que nuestro reclamo es justo. Estamos luchando por un derecho, hace diez años que venimos trabajando y nos han dejado de lado. Estamos deseperadas”.
La mayoría de las mujeres son único sostén de hogar. Sus maridos no tienen empleo. Dicen que recrudecerán la protesta si es que no las escuchan.

Comentarios