El proyecto fue presentado por Hugo Argerich

Castración química de violadores

El Proyecto tomó estado parlamentario ayer.
jueves, 05 de agosto de 2010 00:00
jueves, 05 de agosto de 2010 00:00

Un proyecto que promete instalar un polémico debate tomó estado parlamentario en la Cámara Baja. Se trata de una iniciativa para establecer la “castración química” en Catamarca a todos aquellos delincuentes que sean condenados por delitos contra la integridad sexual.
La propuesta fue impulsada por el diputado provincial Hugo Argerich (FPV), quien consideró necesario instaurar un programa de “prevención de reincidencias en delitos sexuales”, ante los crecientes delitos de esta naturaleza que se registran en Catamarca. Según explicó el legislador, en diálogo con EL ESQUIÚ, la propuesta impulsa como requisito para todos aquellos que hayan sido condenados por delitos de abusos sexuales, que se sometan “voluntariamente” a una castración química, para poder acceder a beneficios como salida laboral, libertad condicional y otros beneficios excarcelables.
El proyecto de Argerich cita una importante cantidad de antecedentes a nivel nacional e internacional sobre este tipo de metodología para frenar la curva ascendente en materia de delitos contra la integridad sexual. En un tramo de los fundamentos, el diputado se cuestiona: “¿Qué hacemos para prevenir o disminuir los delitos sexuales en Catamarca?”.
El legislador explicó que aunque no obtuvo información respecto de este tipo de delitos tanto en la Justicia como en el Ministerio de Gobierno, sí sumó a su proyecto los índices delictivos que señalan un incremento en Catamarca, y que superan la media nacional en el período 2003-2007.
“Hay quienes sostienen que esto es bueno y otros que no”, admitió Argerich, y agregó “lo interesante es debatir este tema”.
“Vemos una gran cantidad de delitos de naturaleza sexual, en el que las víctimas son mujeres y niños. Entonces, como sociedad, debemos buscar una respuesta y aquí hay una propuesta concreta”.
“Si hay quien opine en contra, bienvenido sea, pero que proponga una alternativa”, exhortó. “Espero que se abra un fuerte debate por un tema tabú, sobre el cual se habla pero no se opina”.

Antecedentes

Entre los antecedentes citados por Argerich se cuenta el impulsado en Mendoza en marzo último, a través de un decreto del gobierno provincial. En esa provincia, varios condenados accedieron voluntariamente a someterse a al proceso de castración química.
Además, afirma en los fundamentos que “quienes estudian la puesta en práctica de la castración química, afirman que se logró reducir la reincidencia de los violadores en países como Australia, Bélgica, Suecia, Gran Bretaña y Suiza”, entre otros.
El proyecto fue girado ayer a la Comisión de Legislación General y de Salud, donde deberá ser debatido, previo a su tratamiento en el recinto.

Comentarios

Otras Noticias