Derivarán la circulación de colectivos a calle Rojas

Ampliarán las veredas del Convento de San Francisco

Se trata de Esquiú al 500 y Sarmiento al 400. Apunta a revalorizar y proteger la estructura edilicia del Templo, muy dañada.
viernes, 06 de agosto de 2010 00:00
viernes, 06 de agosto de 2010 00:00

En un plazo no mayor a quince días, la Municipalidad de la Capital efectuará el llamado a licitación pública, a los efectos de llevar adelante la obra de ampliación de las veredas del Convento de San Francisco, que traerá aparejado, como consecuencia, la eliminación de la circulación del servicio de transporte público por el mencionado sector.
Concretamente, se apunta a ampliar por espacio de dos metros las veredas de Esquiú al 500 (entre Sarmiento y Rivadavia) y Sarmiento al 400 (entre Esquiú y Prado). Esto generará, en forma automática, que se elimine la circulación y paradas de colectivos, además del estacionamiento de vehículos particulares. La idea pasa por habilitar esta compleja reestructuración urbana antes de fin de año.

El proyecto

De acuerdo con lo explicado por Myriam Gómez, responsable del Departamento de Planeamiento Urbano Ambiental, esta obra tiene como objetivo poner en valor el edificio del Convento, además de protegerlo debido al avanzado estado de deteriorio que posee la estructura. “Se trata de un proyecto que tiene muchos aspectos, y uno de ellos es preservar la estructura edilicia, debido a que sólo se pudieron efectuar escasas intervenciones, ya que se trata de un Monumento Nacional y sólo puede actuar, financiar o autorizar el Gobierno Nacional. Esto implica una burocracia que impide tanto a la provincia como al municipio poder trabajar en forma directa sobre los problemas que la estructura posee”, indicó la funcionaria, al tiempo que aseguró que “gestionar acciones concretas a Nación implica mucha burocracia, pero si esto se allanara sería mucho mejor para organismos locales poder intervenir”.

Más cambios

La ampliación de las veredas traerá aparejada, como consecuencia directa, la modificación de la circulación del servicio de transporte público, que es uno de los factores que incide (a través de vibraciones) en el deteriorio del edificio.
La idea consiste en prohibir el tránsito de las diferentes líneas de colectivos y derivarlas desde calle Salta hasta Rojas, evitando el ingreso de las unidades a este sector. Incluso, se anulará el estacionamiento medido de vehículos particulares existente sobre Sarmiento.
“Se trata de un tema que surgió a través de audiencia pública y apunta a una reformulación de la zona, intentando dar respuestas a varios aspectos, como seguridad peatonal, estructura del Templo, y agilización del tránsito vehicular”, indicó Gómez a El Esquiú. com.
Por su parte, el titular de la Dirección de Arquitectura, Javier Doering, aseguró que el ensanchamiento de las veredas consistirá en una extensión de dos metros, previendo un nuevo tipo de piso, y la inclusión de bancos y cestos de resíduos. Se trata de una obra que se ejecutará con financiamiento proveniente de los recursos de regalías mineras. “En quince días se estará llamando a licitación pública, previéndose la habilitación de la misma para fines del corriente año”, explicó el profesional.
A modo de ejemplo, aseguró que se prevé realizar una obra de similares características a la ampliación de veredas que se ejecutó, meses atrás, sobre República al 500.
 

Comentarios

Otras Noticias