Incompatibilidad de tareas

¿Legislar o trabajar en el área privada?

Diputados y senadores deberán elegir si prospera la iniciativa del diputado Miguel Figueroa Vicario.
sábado, 11 de septiembre de 2010 00:00
sábado, 11 de septiembre de 2010 00:00

El diputado provincial Miguel Figueroa Vicario presentó un proyecto de ley por el cual señala la incompatibilidad del ejercicio de cualquier profesión con la función de legislador provincial. “Las funciones legislativas requieren una dedicación de tiempo completo, lo que vuelve inviable ocupar parte del día hábil para el ejercicio de una profesión liberal”, indicó.
En sus argumentos, Figueroa Vicario sostiene que aquel que asume alguna banca como Legislador Provincial no podrá ejercer ninguna profesión liberal mientras desempeñe sus funciones legislativas, por resultar incompatibles con la dedicación que se debe brindar. Para ello, los Colegios Profesionales encargados de otorgar la matrícula procederán de oficio a suspender la misma mientras dure su mandato. Y agrega que será causal de expulsión del Cuerpo el incumplimiento de la presente ley, de ser aprobada por la Cámara.
Según el legislador de la Renovación Peronista al realizar ambas actividades “se estaría utilizando un segmento de ese tiempo completo para realizar actividades privadas y esto es contrario a uno de los ítems que conforma la dieta de los mismos, cual es el de tener una dedicación completa”.
En ese aspecto afirmó que el régimen de incompatibilidades se vincula al deber de desempeñar eficazmente el cargo por parte del funcionario o empleado, y de dar cumplimiento al deber de dedicación.
Asimismo, el desempeño eficaz de un cargo público no responde solamente a su dedicación exclusiva, sino también a cuestiones éticas que alejen la posibilidad de que el legislador, a quien el Estado paga su dieta, utilice parte de sus horarios útiles para ejercer su profesión, dilapidando tiempo que debe ser empleado para la función legislativa y no para el ejercicio de la profesión liberal.
En ese sentido, considera que los legisladores profesionales como abogados, médicos, contadores, arquitectos, entre otros, han sido elegidos por el pueblo como representantes y como encargados de canalizar las necesidades y urgencias de la provincia en general y de los ciudadanos en particular, y “mal pueden dedicar tiempo a sus tareas privadas porque sin duda estarían menoscabando ambas actividades, la pública y la privada, incumpliendo las funciones para las que fueron elegidos representantes”.

Comentarios

Otras Noticias