Polémica por la hostería

Jalile: “Este Gobierno hace lo que quiere”

El intendente de Valle Viejo, Gustavo Jalile, defendió el accionar de los inspectores municipales. “Este gobierno perdió los códigos y no tiene ética”.
sábado, 18 de septiembre de 2010 00:00
sábado, 18 de septiembre de 2010 00:00

Las repercusiones políticas de la clausura de la hostería Polo Giménez no tardaron en llegar, y provocaron fuertes cuestionamientos del arco opositor, sobre todo de los radicales disidentes. El intendente de Valle Viejo, Gustavo Roque Jalile, sin pelos en la lengua, responsabilizó al gobernador Eduardo Brizuela del Moral por los últimos hechos y criticó a funcionarios y al gobierno.
“Yo soy del Frente Cívico, soy radical, pero digo las cosas que se están haciendo mal. No soy servil de Brizuela, ni de nadie. Lo único que hago es marcar los desaciertos de un gobierno que perdió los códigos y que no tiene ética”, lanzó el intendente chacarero.
Y dijo que “para el Gobierno los municipios no existen; éste es un gobierno que abandonó a los municipios, excepto algunos amigos. Pero este gobierno abandonó a la gente y al pueblo, hacen lo que quieren. Gobiernan para ellos. Son muy autistas, no escuchan a nadie, pero no es solamente con Valle Viejo”.
En cuanto a la política de turismo , Jalile opinó que “la plata que se gastó en estas mega hosterías, que hasta ahora son inviables, podría haberse invertido en mejorar los servicios, en obras de infraestructura básica como ser agua, energía eléctrica, pavimentos, escuelas, hospitales. Pero ellos tienen el gobierno y hacen lo que quieren sin escuchar a nadie”.
 

“Un gobierno de pocos”

En estos últimos años la relación entre el Gobernador y el intendente se fue deteroriando notablemente, a tal punto que Jalile dijo que hoy no tiene ningún diálogo con el Gobernador. “No tengo relación política, institucional ni de amistad. Yo lo respeto como Gobernador pero digo lo que está mal. Pero vamos a ver en las urnas qué piensa la gente. Cuando la gente corrige las acciones de los gobiernos es lo que realmente cuenta. Éste es un gobierno de pocos, y así lo va a manifestar la gente en las próximas elecciones”, sostuvo Jalile a este diario.
Con respecto a la clausura de la hostería, Jalile defendió el accionar de los inspectores.
“Al municipio no le interesa perjudicar a nadie. No tiene que ver con que sea pariente de un funcionario del gobierno, sino que es nuestra obligación hacer cumplir la ley y las normativas establecidas por las ordenanzas municipales”.
“Inspección General actuó bien, y está en nuestra jurisdicción. Los concesionarios tendrán que corregir aquellas cosas que están mal si quieren seguir funcionando”.
“La actitud de Boggio fue inadecuada; el senador está fuera de lugar porque él no tenía por qué entorpecer el trabajo de la autoridad municipal”, finalizó Jalile.

Comentarios