Alianza entre la UCR y el socialismo

Trabajarán de cara a 2011.
jueves, 02 de septiembre de 2010 00:00
jueves, 02 de septiembre de 2010 00:00

Con un abanico de coincidencias y elogios mutuos, la UCR y el socialismo reafirmaron ayer su alianza para 2011 y prometieron armar "una construcción para gobernar la Argentina".

"Creemos que hay que construir una fuerza política programática y progresista que salga a ganar en primera vuelta", se envalentonó el presidente del Partido Socialista (PS), el senador Rubén Giustiniani en el encuentro de los dos partidos.

A su vez, el anfitrión y titular de la UCR, Ernesto Sanz, no quiso quedar atrás. "Nuestro mensaje es que hay dos partidos políticos con la tradición y el volumen de la UCR y el socialismo que están dispuestos a darle a la sociedad una alternativa de cambio con gobernabilidad", sostuvo.

La reunión que los dos partidos encabezaron fue casi multitudinaria. Estuvo la mesa de conducción de la UCR casi completa (cobistas incluidos) y la del socialismo.

La excusa para el encuentro fue entregarles a los radicales el programa de 10 ejes que los socialistas aprobaron la semana pasada, de cara a las elecciones del año próximo.

Desde ahora, Sanz prometió que los equipos de los dos partidos trabajarán juntos. Suena lógico, ya que la figura del socialismo, el gobernador santafecino Hermes Binner, admitió que le gustaría integrar con un radical la fórmula presidencial.

No es una buena noticia para la jefa de la Coalición Cívica (CC) Elisa Carrió, que se fue del Acuerdo Cívico y Social (ACyS) que todos ellos integraban, en parte, por sus diferencias con el socialismo.

"No vamos a decir nada porque estamos fuera del Acuerdo", dijo ayer un vocero de Carrió.

Sanz y Giustiniani también eligieron no machacar sobre sus diferencias. "Ella planteó que se tomaría un tiempo hasta diciembre y lo respetamos", coincidieron.

Conciliador, Giustiniani prometió que también entregarían su programa a las filas de Carrió, al GEN de Margarita Stolbizer y a Proyecto Sur, en un guiño a Fernando Solanas.

El otro conflicto que sobrevoló la reunión de ayer fue el malestar del cobismo con Sanz, porque la última semana anunció su apoyo a la postulación del otro precandidato del partido, Ricardo Alfonsín.

Para aquietar las aguas, el senador Sanz habló anteayer con Cobos, le anticipó la reunión con el socialismo y lo invitó a un encuentro programático, dentro de 20 días, donde el vicepresidente y Alfonsín compartirían escenario.

Comentarios

Otras Noticias