Venezuela eligió una nueva Asamblea Nacional

Se demora el resultado de una elección clave para Chávez
lunes, 27 de septiembre de 2010 00:00
lunes, 27 de septiembre de 2010 00:00

Los comicios cerraron pasadas las 19.30 horas de la Argentina, en lo que es una elección clave en la hegemonía de Hugo Chávez al frente de Venezuela. Desde el Consejo Nacional Electoral (CNE) manifestaron que las elecciones se desarrollaron en un clima de "tranquilidad, alegría, calma y paz”.

Desde temprano, millones de venezolanos acudieron a las urnas con la convicción de que "hay que cumplir" con el derecho de votar "porque este es un evento electoral trascendental para Venezuela y para todos y cada uno de los venezolanos", afirmó Maricela Luces, una ciudadana que pregonó el acercarse a votar para definir el la nueva configuración del Parlamento.

Largas colas de votantes se acumularon en varios centros electorales donde, ni el fuerte sol de la mañana ni algunos problemas con las máquinas de votación, impidieron un vuelco ciudadano en las urnas. 

Un alto porcentaje de los 17,5 millones de los venezolanos acudieron masivamente a las urnas para renovar los 165 escaños de la unicameral Asamblea Nacional (AN), a manos del oficialismo en los últimos cinco años.

La participación en los comicios se habría acercado al 70%, tal cual lo había manifestado Chávez a la mañana, de acuerdo con proyecciones que manejaba el jefe de Estado.

La cita, que marca el retorno de la oposición después del boicot de las pasadas elecciones, fue vista por el oficialismo como un plebiscito a la "revolución bolivariana" del mandatario venezolano de cara a las presidenciales de 2012.

El presidente Chávez afirmó pasado el mediodía que el resultado de las elecciones "va a tener impacto en la batalla de alcance mundial” de la cual su país "es epicentro", y desafió a que llame un referendo revocatorio de su mandato. 

Chávez votó minutos antes de las 13 (14.30 en la Argentina) en la mesa 2 de la escuela técnica Manuel Palacio Fajardo, en el municipio Libertador del Distrito Capital, y a la salida dijo que respondería preguntas durante cinco minutos, pero extendió la improvisada rueda de prensa a casi una hora.

Llegó conduciendo su automóvil, vestido con un buzo con los colores de la bandera venezolana y acompañado por dos de sus nietos, y antes de sufragar saludó personalmente a cada una de las autoridades de la mesa.

"Se perdió la cuenta de cuántas elecciones hubo desde que estoy en el poder; a lo mejor me estoy desquitando de lo que pasaba hace 20 años", dijo. "Yo vi cómo le robaban los votos a la izquierda y cómo la burguesía financiaba a dos partidos, Acción Democrática (socialdemócrata) y Copei (socialcristiano); los pobres no votaban, ni siquiera tenían cédula", agregó.

El mandatario sostuvo que difícilmente "haya en este planeta" un sistema electoral "tan seguro y eficiente" como el venezolano y destacó que su antecesor, Rafael Caldera, fue electo "con menos de 20 por ciento de los votos" (en realidad lo fue con 29,13 por ciento en su primer mandato, en 1968, y con 30,46 en 1993) porque "la gente no creía en la política y la revolución bolivariana devolvió esa confianza". 

"El proceso venezolano llama poderosamente la atención desde Washington a Buenos Aires" porque "es una revolución pacífica, cosa rara si miramos la historia lejana y reciente", sostuvo, y subrayó que "Venezuela es epicentro de una batalla de alcance mundial y lo que hoy resulte, va a tener impacto".

(Fuente: EFE y Télam)

Comentarios

Otras Noticias