km 20/10

jueves, 30 de septiembre de 2010 00:00
jueves, 30 de septiembre de 2010 00:00

En relación con la construcción que se levanta en la esquina de calles Chacabuco y 25 de Mayo, un edificio de departamentos, apuntamos ayer que un inspector demandó que no se estaban aplicando los materiales que, según las normas existentes, correspondían, lo que fue desvirtuado por los abogados de la empresa constructora quienes, finalmente, consiguieron acreditar que nunca existió tal inspección y que el informe surgió, aparentemente, de la información falsa que proporcionó un ex empleado que no labró correctamente un acta. La juez municipal, Ruth Castro, hizo lugar al reclamo por el acta mal hecha, pero ordenó paralizar la obra y pedir al Consejo de Ingenieros que realice una inspección para verificar qué tipo de hierro –el material de la discordia- se usó. Una medida lógica, más si tenemos en cuenta la cantidad de edificios que se desplomaron en los últimos años, causando muertes de seres humanos, heridos y otros daños.

Los abogados que representan a la empresa constructrora apelaron la decisión de la juez Castro y en la fiscalía que conduce Pedro Rodolfo Casas les hicieron lugar, centrando el tema en la grave falta cometida por el inspector. Si bien la actuación del inspector es lamentable, la cuestión de fondo es la seguridad de la población. Por lo tanto, la Fiscalía también debió exigir que los peritos realicen la inspección y determinen si se usó, o no, el hierro que establecen las normas vigentes. Y como en el caso del edificio de Maipú y República (sobrepasó la altura reglamentaria) surge un cuestionamiento a los organismos oficiales que, al parecer, van detrás de los hechos. En este caso, la obra continuará sin que se haya verificado el espesor del hierro utilizado. Esperemos que sea sin riesgo para los ciudadanos.

Los servicios públicos comienzan a desvelar a las autoridades locales, en forma directamente proporcional a la llegada de los primeros calores. El tema, como lo presentamos estos días, es realmente grave y se relaciona con el humor de los ciudadanos, lo cual significa que puede tener consecuencias electorales. Los esfuerzos y las obras que se llevan adelante, por encima de los esfuerzos de comprensión y tolerancia que existen en la población, no alcanzan. La falta de agua ya se nota, y mucho, en numerosos barrios de la ciudad y la cuestión, cuando haya cortes de energía, puede agravarse notoriamente.
 

Comentarios

Otras Noticias