Monllau: "Ambos proyectos protegen los glaciares"

jueves, 30 de septiembre de 2010 00:00
jueves, 30 de septiembre de 2010 00:00

La senadora Nacional, Blanca Monllau (FCyS), expresó, durante la sesión realizada ayer en el recinto de la Cámara Alta, que "ambos proyectos -tanto el original presentado por el senador Daniel Filmus, como el que luego acordó con el diputado Miguel Bonasso- buscan proteger los glaciares y la zona periglaciar". Sin embargo, la catamarqueña sostuvo que la iniciativa que provenía de la Cámara Baja -y que finalmente fue ratificada anoche por el Senado, por escasos votos- era la que contaba con mayores ambigüedades en las definiciones y excluye a las provincias, "originarias dueña de los recursos", como autoridad de aplicación en conjunto con la Nación.

La legisladora radical comenzó su exposición en el recinto del Senado manifestando su sorpresa por el vertiginoso cambio en la postura de muchos de los senadores que co-firmaron, junto a Filmus, la propuesta original sancionada por ese Cuerpo, y que luego le dieron la espalda para apoyar lo remitido por Diputados. "Algunos de mis pares están votando en contra del proyecto del que son autores y co-autores. Creo, Señor Presidente, que me perdí de algún hallazgo científico que me permita entender que las bondades que ayer presentaba esta Ley, no son las de hoy", ironizó Monllau.

Poro otro lado, Monllau insistió en la necesidad de "proteger las reservas de aguas", pero por "el camino de la recuperación del federalismo", considerando que "nuestra forma de Estado se ha visto devaluada con el tiempo, configurándose una suerte de federalismo de imposición".

"En este contexto, la sanción de la Ley General de Ambiente trae aparejada la necesidad de cambiar este criterio por el del federalismo de concertación, diseñando el escenario básico sobre el cual se deben sancionar, interpretar y aplicar las normas de presupuestos mínimos", sentenció la integrante del bloque Frente Cívico y Social de Catamarca.

Finalmente, Monllau se alegró por la sanción de una "Ley de protección del agua", pero lamentó que sólo sea "el agua de nuestra cordillera, no de toda el agua: no el de la Cuenca del Río Salí, contaminada por el desecho de la caña; no el de los ríos Paraná y Uruguay; no el de la cuenca Matanza, Reconquista, Riachuelo; no el agua de bastas extensiones pertenecientes a nuestros pueblos originarios, hoy en manos extranjeras; no toda el agua subterránea, no el agua contaminadas de las napas freáticas".
 

Comentarios

Otras Noticias