Columna Política

viernes, 14 de enero de 2011 00:00
viernes, 14 de enero de 2011 00:00

El peronismo provincial, que tiene sus candidatos desde el mes de noviembre, se mantiene expectante. A la hora de hablar para los medios de prensa expresa su decisión de enfrentar las elecciones con grandes posibilidades de éxito, reivindica la interna como una verdadera fiesta de la democracia y asegura su voluntad de negociar la unidad con los peronistas del Frente para la Victoria cediendo algunos espacios, aparte de la candidatura a gobernador. Cuando no habla con los medios, hace todo lo necesario para buscar un acuerdo que le traslade el ciento por ciento de los costos a sus aliados. Es decir, aunque nadie lo quiera asegurar, esto es como el juego del “gato con el mísero ratón”: pasa el tiempo, que ya no sobra, y no hay un reparto lógico del queso.
*******
La conformación de “un gran frente” está demorada, lo que no significa que no se esté trabajando. Después de las reuniones de trece intendentes y la casi segura candidata con autoridades nacionales, han mejorado los ánimos y se multiplican las conversaciones, algunas de las cuales se llevan a cabo con extrapartidarios. El compañero de fórmula es un enigma, pero son varias las voces que indican que ese puesto podría ser cubierto por Raúl Jalil o Eduardo Pastoriza, aunque también uno de ellos podría postularse para la estratégica intendencia capitalina. En ese marco, una declaración de Pastoriza indicando a un medio de prensa “no seré candidato” hay que relativizarla. Algunos de los dirigentes que lo frecuentan señalaron que el ex diputado nacional no sólo apoyará el proceso, sino que finalmente aceptaría alguna nominación.
******
En el Frente Cívico también se negocia a fondo. El sector renovador, además de imponer a Brizuela del Moral para un tercer mandato, pretende candidatos de probada fidelidad al proyecto que encarna el gobernador, especialmente en las listas de legisladores provinciales. Aparte, autorizaría un verdadero festival de reelecciones en todas las categorías, especialmente en la de los intendentes.
 

Comentarios

Otras Noticias