Mar del Plata

Escándalo en el gremio de camioneros

El protesorero de la entidad denunció irregularidades en el manejo de la mutual, y "aprietes". Apuntó a la hermana de Moyano, Eva, secretaria adjunta y quien nunca fue camionera.
domingo, 23 de enero de 2011 00:00
domingo, 23 de enero de 2011 00:00

La sede del sindicato de camioneros que vio nacer a Hugo Moyano, hoy líder de la CGT y presidente del PJ, es la de Mar del Plata, la misma que hoy está envuelta en un escándalo de denuncias y al borde de la fractura.

Es que Ramón "Toto" Lorenzo, empleado de una empresa de transporte y logística y protesorero de la entidad, junto con el secretario gremial, Juan Carlos Robles, realizó varias denuncias, entre las que se encuentran irregularidades en el manejo de la mutual de camioneros y "aprietes" a los dirigentes opositores a Moyano. Y apuntaron a la hermana del líder de la CGT, Eva, quien también trabaja en la entidad.

Lorenzo ingresó al sindicato hace dos años, de la mano del mismísimo Hugo, que fue quien lo convocó. Aseguró que logró duplicar en ese tiempo el número de afiliados, de dos mil a más de cuatro mil. Pero los problemas comenzaron hace algunos meses, cuando se hizo eco de un reclamo.

"Los compañeros empezaron a pedir que funcione mejor la obra social porque su servicio es muy deficiente, y además querían usar el camping y no podían: el quincho sólo lo usa Moyano para actos políticos. Yo encabecé esos reclamos y me empezaron a sacar del medio", contó.

En este marco, un día Eva Moyano, secretaria adjunta, le habría pedido ayuda para "voltear" a Héctor Martínez, actual secretario general del gremio. Como Lorenzo se negó, asegura que no lo dejaron ingresar más a su oficina. "Una noche la rompieron toda y cambiaron la cerradura", relató al diario Clarín.

Uno de los mayores enfrentamientos con los Moyano se produjo en diciembre, cuando el protesorero y Robles se encontraron con que la mutual había convocado para el día 10 a una asamblea general para ratificar el balance de los últimos trece años de gestión, cuentas que implicaban millones de pesos y que, al parecer, habían sido hechas en muy poco tiempo. Según los gremialistas, se trató de una maniobra para esconder irregularidades financieras, sobre todo las que implican los bonos contribución que se cobran a los afiliados y a las empresas de Mar del Plata, dinero que no se declararía "en su totalidad".

Esta acusación no sólo fue verbal, sino que también presentaron una carta al Instituto Nacional de Cooperativismo y Economía Social (Inaes) organismo que legisla y controla las mutuales de los sindicatos, y otra a la Dirección Provincial de Personas Jurídicas (DPPJ).

"Moyano te usa, te hace afiliar gente, y cuando uno quiere subir en el gremio, te baja. Para quedarte tenés que arrodillarte ante él. En Mar del Plata puso a su hermana, pero ella nunca fue camionera", afirmó Lorenzo. Los aportes jubilatorios de la mujer, se constató, comenzaron a registrarse en 2004, cuando inició su actividad en ese sindicato.

Fuente: infobae

Comentarios

Otras Noticias