Efecto dominó

viernes, 29 de abril de 2011 00:00
viernes, 29 de abril de 2011 00:00

La gestión gubernamental de Eduardo Brizuela del Moral tomó un ritmo vertiginoso, y revela un nivel de desconcierto preocupante. Decisiones que él mismo eludió o remitió a eventuales análisis durante años, ahora se suceden una tras otra, de la noche a la mañana, sin que pueda advertirse ningún plan rector, criterio u ordenamiento.
Incorpora miles de agentes a la Administración Pública sin respetar su propio Presupuesto, resuelve aumentos a jubilados sin diseñar un sistema sustentable de financiamiento, decreta aumentos inconsultos ante cada protesta.
La máxima autoridad provincial ofrece una imagen desconcertante. Parece desbordada, sin rumbo y, lo que es más grave, sin comprender que cada medida adoptada tendrá repercusión directa, no ya en la gestión de quien lo sucederá, sino en la vida institucional de la Provincia.
Las protestas del personal de las distintas áreas estatales -cuya legitimidad no se cuestiona-, es afrontada con una ligereza de respuestas que permite preguntarse si está actuando con la responsabilidad que su función exige.
Porque este efecto dominó lo desató él mismo, sin dar hasta aquí señales de preocupación por lo que implica la administración de las cuentas públicas.
Puesto que se encuentra en el tramo final de su mandato, lo mínimo que debería hacer es convocar a las futuras autoridades y procurar coordinar y acordar la mejor forma para su salida del Gobierno, entre otras razones porque está en juego algo bastante más importante que las disputas partidarias, como es el futuro de la Provincia.
Esta actitud de conducir con desdén, sea por desinterés o por especular con el improbable beneficio de generarle problemas a los futuros gobernantes, demuestran cabalmente que Brizuela no está actuando a la altura de la circunstancia histórica que le toca atravesar.
El Gobernador debe comprender que Catamarca no es su propiedad privada ni es propiedad del Frente Cívico y Social. Es de todos los catamarqueños. Le guste o no le guste.

Rodrigo González
Director
El Esquiú.com
 

Comentarios

Otras Noticias