Aumenta el gas en todo el país para expandir la red

La suba fue anunciada por el ministro de Planificación, Julio De Vido, junto al viceministro de Economía, Axel Kicillof.
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00
sábado, 24 de noviembre de 2012 00:00

El Gobierno dispuso hoy un aumento de tarifas de entre cuatro y 150 pesos para la electricidad, y de entre cuatro y 60 pesos para el gas, con el objeto de financiar dos fondos para realizar obras de infraestructura, de mil millones de pesos cada uno, y mejorar el servicio.

Los aumentos regirán desde este mes, serán bimestrales y abarcarán los servicios prestados por las empresas bonaerenses Edenor y Edesur, en el caso de la electricidad, y por todas las gasíferas del país, en tanto que los recursos de los fondos fiduciarios que se constituyan serán administrados por el Banco Nación.

Los anuncios fueron realizados por el ministro de Planificación, Julio de Vido, y por el viceministro de Economía, Axel Kicillof, quienes además explicaron extensamente la relación entre las tarifas, los subsidios que otorga el Estado a esos servicios, los salarios y el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias.

Los aumentos de tarifas no serán porcentuales, sino a partir de sumas fijas bimestrales que para el caso de la electricidad será de cuatro pesos para los hogares que consuman hasta 300 kilovatios/hora por bimestre (kwh/bi) y de 10 pesos para los que consuman entre 301 y 650 kilovatios/hora por bimestre, segmento que conforma el 72 por ciento del total de los usuarios de Edesur y Edenor.

Entre 651 y 800 kwh/bi tendrán una aumento de 17 pesos; de 801 a 900 de 22 pesos y de 901 a mil de 28 pesos bimestrales, que abarca al 17 por ciento de los usuarios que reciben electricidad en el área metropolitana.

Los que consuman entre 1001 y 1200 kwh/bi tendrán un aumento de 50 pesos, en tanto que los estén entre 1201 y 1400 de 75 pesos y reprendan el siete por ciento de los usuarios.

Por último, los que consuman entre 1401 y 2800 kwh/bi, que son el 3,6 por ciento del total, tendrán un aumento de 80 pesos y los que consuman más de 2801, el 0,4 por ciento del total, recibirán un incremento de 150 pesos en el bimestre.

En cuanto al gas, los hogares que consuman hasta 500 metros cúbicos por año (m3/a) tendrán un aumento de cuatro pesos y los que estén en la franja de 501 a 650 una suba de cinco pesos. Estos segmentos representan el 37 por ciento del total.

Para los que consuman de 651 a 800, el aumento será de 6,50 pesos, en tanto que para los que estén entre 801 y mil m3/a de 8,50 pesos. Este segmento abarca al 20 por ciento.

Los que consuman entre 1001 y 1250 tendrán que pagar 15 pesos más por bimestre y los que estén entre 1251 y 1500, 20 pesos más. Esta franja representa el 23 por ciento de los usuarios.

Finalmente, los que consuman entre 1501 y 1800 pagarán 30 pesos más y los que estén por encima de esa cantidad 60 pesos más por bimestre. Este segmento comprende al 21 por ciento de los usuarios, según explicó De Vido.

Kicillof, por su parte, explicó que los subsidios a las tarifas que otorga el Estado implican "mayor competitividad para las empresas y un aumento indirecto del salario que, además, estimula el consumo".

Tras indicar que el Estado destinó en 2011 casi 90 mil millones de pesos en subsidios tarifarios, el viceministro cuestionó también a algunas provincias, entre las que mencionó a Córdoba y Santa Fe, que compran energía barata que les vende CAMMESA y cobran tarifas caras, "porque las usan como elemento recaudatorio".

Kicillof comparó también los salarios con lo que se paga por tarifas de gas y electricidad y con lo que se pagaría en caso de haberse mantenido la política tarifaria de los 90.

En ese sentido, puntualizó que el que gana el salario mínimo vital de 2.760 pesos paga por luz y gas 26 pesos, lo que implica que el Estado lo subsidia en 60 pesos, mientras que un soltero sin hijos que gana 6.500 pesos paga 43 por los servicios y el Estado lo subsidia en 143 pesos, en tanto que un casado con dos hijos que gana 10 mil pesos paga 123 pesos y recibe un subsidio de 332 pesos.

Por su parte, De Vido comparó el valor del barril del petróleo de hoy con el de los '90 y el precio de las facturas de gas y electricidad en esos períodos.

Así, y según el funcionario, cuando en los '90 el barril de petróleo costaba 19 dólares, las tarifas eléctricas eran de 49 y las de gas de 30 dólares, en tanto ahora, cuando el crudo cuesta 86 dólares, la tarifa de luz es de 11 dólares y la de gas de seis.

Ambos funcionarios destacaron también que el valor de las tarifas de luz y gas en el área supervisada por la Nación es más barata comparada con los países de la región, en tanto que los salarios de la Argentina son los más altos y el mínimo no imponible también es el más alto de la región.

En cuanto a las obras que se realizarán con los recursos obtenidos con el aumento de las tarifas, De Vido detalló que, en los próximos tres años, el caso de la electricidad, se harán 10 subestaciones y ampliaciones para abastecer al sur del Gran Buenos Aires; cuatro subestaciones para mejorar el servicios en los barrios porteños de Barracas, La Boca, Caballito, Flores, Floresta, Once y Almagro.

Además, se construirá una estación transformadora y se ampliarán 11 subestaciones para la zona norte del Gran Buenos Aires y los partidos de Morón, Moreno, La Matanza, Merlo, Ituzaingó, General Rodríguez, Pilar, Tres de Febrero, Munro, San Martín, San Miguel y José C. Paz.

En cuanto a las obras de gas, el funcionario anunció que se mejorará el servicio de 1,5 millón de hogares en todo el país, 550 mil del sur del Gran Buenos Aires; 50 mil del sur de la Ciudad de Buenos Aires, 400 mil del norte del Gran Buenos Aires y medio millón del interior del país.

Los Andes

Comentarios

Otras Noticias