Economía

Anticipan que el fallo del juez Griesa encarecerá los créditos a las empresas

domingo, 25 de noviembre de 2012 00:00
domingo, 25 de noviembre de 2012 00:00

La decisión del magistrado de primera instancia norteamericano desató la incertidumbre en el sistema financiero y presiona a la suba de los costos de las líneas de financiamiento externo para el sector público y privado.

Dante Sica, ex secretario de Industria y titular de la consultora abeceb.com sostuvo que el mayor golpe que producirá la decisión del juez pasará por aquellos que precisen contar con dinero para realizar inversiones. "Esto limita a las empresas en su capacidad para calzarse afuera" indicó en la jerga del sector, en referencia al pedido de fondos que garantizan con sus exportaciones.

Además, señaló en Clarín que la suba del riesgo país que conllevó el fallo "encarecerá el financiamiento a exportaciones y castigará la tasa de inversión , ya que la necesidad de fondos estará dependiente del ahorro doméstico, con el sector público y el sector privado compitiendo por ese financiamiento”.

Para Daniel Marx, ex negociador de la deuda, el riesgo de default técnico preocupa a los operadores financieros. "Un nuevo default frena lo comercial y genera inestabilidad en los medios de pago", disparó.

Por otro lado, distintos economistas señalaron a Infobae hicieron hincapié en la oportunidad que pierde la Argentina al no poder financiarse en el exterior. Por ejemplo, en caso de que se quisiera rehabilitar el sistema ferroviario en forma completa, ello requeriría u$s10.000 millones en un plazo de cinco a 10 años. “En los ferrocarriles metropolitanos será precisa una renovación masiva, y se necesitan otros u$s10.000 millones”, sostuvo José Barbero, de Cippec. Financiar estos u$s20.000 millones con la tasa argentina costaría 37.597 millones de dólares, mientras que con una tasa de Bolivia, 25.649 millones.

Las dificultades para conseguir financiamiento externo ya comienzan a percibirse en uno de los bastiones del oficialismo: la petrolera YPF. Desde su expropiación, la firma hidrocarburífera estuvo financiándose a través de ANSeS, el Banco Nación y los privados (como las aseguradoras). Sin embargo, recibirá el impacto del incremento del riesgo país, puesto que conllevará las colocaciones de deuda a tasas superiores al 20%.

En su plan, el CEO y presidente de YPF, Miguel Galuccio, pretendía el conseguir financiamiento externo por un valor aproximado de 6.600 millones de dólares entre 2013 y 2017.

Ahora bien, hasta el momento no se han producido avances significativos en este objetivo. De los $ 4.250 millones de deuda que emitió la petrolera hasta ahora, casi la mitad fue comprada por la ANSeS (1.900 millones). Hay una emisión de $ 1.360 millones para el viernes próximo. En tanto, ANSeS aportará otros US$ 4.100 millones a $ 4.600 millones hasta fin de año. El resto continúa permaneciendo en la incertidumbre.

Comentarios