Desplazaron a Mayorga y asumen Saadi y Bertorello

Luego de las fuertes declaraciones que realizó a El Esquiú.com
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 19 de diciembre de 2012 00:00

La gobernadora Lucía Corpacci resolvió ayer la remoción de Mario Mayorga de la Asesoría General de Gobierno y su reemplazo por Gustavo Saadi, quien venía desempeñándose en el gabinete capitalino como secretario de Gobierno del intendente Raúl Jalil.
Paralelamente, designó a Carlos Bertorello como el nuevo fiscal de Estado.
La mandataria tomó la decisión luego de las fuertes declaraciones que el ahora exasesor realizó a El Esquiú.com, molesto por una denuncia penal presentada sin su permiso por un abogado de Fiscalía de Estado -organismo que subrogaba tras la salida de Marcos Denett- contra Eduardo Brizuela del Moral (h) y el exministro de Obras Públicas, Juan Acuña.
En diálogo con este diario, Mayorga había calificado de “maliciosas” y “mal intencionadas” las presentaciones efectuadas por Leonardo Berber, de Fiscalía, quien argumentó que cumplía con un mandato que Denett le había dado antes de alejarse del organismo. Muy enojado, Mayorga pidió la revocatoria de poderes de todos los abogados que nombró el exfiscal de Estado.
Esto no cayó nada bien en los círculos oficiales, especialmente en la Cámara baja, donde algunos diputados amenazaban con no concurrir al recinto hoy para defender el Presupuesto 2013. Según manifestaron esos legisladores, la movida de Mayorga contra Berber suponía desconocer que era el que había “dado la cara” en la acción penal contra Brizuela hijo y Acuña. También sostenían que la avanzada de Mayorga debilitaba la estrategia judicial contra exfuncioanarios de la anterior gestión.
Este malestar, sumado al tenor de las declaraciones de Mayorga, apuraron su salida del Ejecutivo.

Situación tensa

Días atrás, Mayorga había conseguido un fuerte respaldo de Corpacci, quien no le aceptó la renuncia que había presentado -según dijo, por “razones personales”- y le dio más poder, al hacerlo cargo de la Fiscalía de Estado. Sin embargo, la continuidad de la mayoría del personal designado por Denett generó una situación tensa en el organismo, ya que el abogado sentía que “no le respondían”. De hecho, la denuncia contra Brizuela y Acuña, de la cual se enteró por los medios, fue considerada por Mayorga como una abierta provocación. No obstante, en esta oportunidad la gobernadora no lo apoyó.
Mayorga ya había amenazado en reiteradas oportunidades con renunciar, fundamentalmente porque solicitaba mayor personal en Asesoría ante la multiplicidad de actividades que tenía. Más allá de eso, fue blanco de cuestionamientos de altos funcionarios de la actual gestión, quienes sostenían que no tramitaba los expedientes -por el celo que ponía en ellos- con la celeridad que se pedía.

En el cargo

En cuanto al abogado Bertorello, era uno de los nombres en danza para la Fiscalía en los meses previos a la asunción de Corpacci. Finalmente, asumió en ese cargo.

Matterson

El intendente Jalil eligió a Guillermo Matterson, quien se venía desempeñando como director de la Policía Municipal, como reemplazo de Saadi en la Secretaría de Gobierno.
El también abogado cumplió una intensa tarea en la dependencia municipal y ahora asumirá un rol bien diferente en la gestión capitalina.

Comentarios