La gobernadora ratificó a Gordillo en su gabinete

El ministro de Gobierno agradeció a la primera mandataria la confianza y realizó un balance de gestión.
miércoles, 26 de diciembre de 2012 00:00
miércoles, 26 de diciembre de 2012 00:00

La gobernadora Lucía Corpacci, públicamente en el acto de presentación de los elementos para la Policía de la Provincia y después ante los intendentes oficialistas, ratificó ayer en su cargo al ministro de Gobierno, Francisco Gordillo, luego de las versiones sobre su alejamiento que salieron desde el mismo ámbito gubernamental. Mientras que el ministro político presentó su balance de gestión y agradeció a la mandataria la confianza en su persona: “Se lo juro por Dios y por mis hijos y mi familia, que hemos intentado por todos los medios cumplir con todo nuestro cometido y poder llevar adelante en orden lo que de alguna manera se nos había dispuesto”, fueron sus palabras.
En el marco del acto en que Gordillo efectuó un balance de su gestión y se realizó la entrega de móviles y diversos elementos para las fuerzas de seguridad, la gobernadora Corpacci felicitó al funcionario y a su equipo de trabajo por la labor desarrollada en el área.
En la oportunidad, tanto en su discurso público como en rueda de prensa, Corpacci sostuvo que el titular de la cartera política “ha sido un excelente colaborador, que ha trabajado muchísimo y se pudo ver hoy en el informe de gestión. Seguimos con el ministro, nunca presentó la renuncia, nunca se la pedí. Uno va evaluando cotidianamente si hay que hacer cambios o no hacer cambios”, afirmó.
No obstante ello aclaró que “en un gobierno de cuatro años, porque así lo manda la Constitución, seguramente se van produciendo cambios. Es difícil que durante todo este tiempo estén las mismas personas, así que yo nunca descarto cambios, porque los ministros no tienen por qué estar los cuatro años”, aseguró.

Balance

En tanto, el ministro Francisco Gordillo realizó un extenso discurso donde abordó las acciones de todas las áreas que están bajo su órbita pero fundamentalmente hizo hincapié en lo realizado en materia de seguridad. Defendió la Ley de Seguridad Pública y se refirió a las acusaciones sobre su supuesta vinculación con el narcotráfico. “La seguridad es una política de Estado de este gobierno y es una potestad de la provincia de Catamarca, y así la hemos asumido desde un primer momento”, afirmó el titular de Gobierno, quien fue duramente cuestionado por todo el arco opositor durante este año de gestión.
Y dirigiéndose a la gobernadora Corpacci le agradeció la confianza depositada en su persona y en el grupo de trabajo que conforma dentro del Ministerio de Gobierno, que “está trabajando activamente para fortalecer las políticas públicas que usted misma nos ha encomendado y que tenemos la responsabilidad de resolver”, dijo. Y agregó que “si bien la sociedad asume la inseguridad como uno de los principales problemas, queremos dejar bien en claro que asumimos esa responsabilidad, que no renegamos de los hechos que nos suceden y nos pasan y que al mismo tiempo queremos demostrarle que con trabajo, con respeto y compromiso estamos intentando todos los días resolver esa problemática”.
En relación con el proyecto de Ley de Seguridad aseguró que “nunca fue intención del Gobierno avasallar los derechos de la fuerza policial”, sino “el resguardo de los mismos y el bienestar de los policías”, por lo que proponen la reforma el Reglamento de Régimen Disciplinario “que tiene corte militar, para adaptarlo a los tiempos y a la sociedad”.
En cuanto a las denuncias sobre el narcotráfico, a las que calificó de “falsas versiones, con trasfondo político”, resaltó que durante su gestión han emprendido una fuerte lucha contra este flagelo, resaltando que en 2012 se duplicaron los operativos efectuados en relación con 2010 y 2011, “cuando sólo llegaban a 235”.
“Hemos trabajado a destajo, atravesamos situaciones muy complejas como los incidentes en la comisaría Séptima y los disturbios en los cortes de ruta antimineros; y como autoridades políticas estuvimos en el lugar de los hechos y tomamos las decisiones que debíamos tomar”, concluyó.

Disculpas por los servicios

Durante su charla con la prensa, la gobernadora Lucía Corpacci se refirió a los servicios públicos indicando que es “una dificultad” que tiene el gobierno, por lo que mantuvo reuniones con el ministro del área, Luis Romero y los directores de las empresas de energía y agua. Y en ese sentido pidió “disculpas” a los vecinos y también “responsabilidad” a quienes no sufren los problemas.
“En verdad nosotros hubiéramos querido tener la línea San Martín–Divisadero ya terminada, pero se nos complicó y la vamos a tener en febrero. Si la hubiéramos podido tener creo que otra hubiera sido la situación de Catamarca”, dijo sobre la crisis en la energía. Mientras que en el tema del agua potable sostuvo que el dique El Jumeal no tiene “prácticamente nada de agua”, que El Tala tampoco y “por lo tanto los pozos que se nutren de capas subterráneas también tienen dificultades y por más que bombeen las 24 horas no es el mismo caudal que la gente necesita”, afirmó.
La primera mandataria sostuvo que esta situación se complica a partir de las elevadas temperaturas de las últimas semanas. “Nosotros consideramos que una vez que pongamos en funcionamiento el Pozo Nº 53, que está listo y sólo nos falta una bomba, nos va alivianar la provisión de agua”, afirmó.
Finalmente pidió disculpas a todos los vecinos “porque nosotros sentimos que los servicios públicos son una obligación, una responsabilidad de este gobierno. Fue bandera de este gobierno pero reconocemos la dificultad de tenemos. Pero también pedimos a los que no tienen problemas de agua que no derrochen, porque es agua que le están quitando a otro vecino”.
 

Comentarios