Tinogasta

Rotary Club y un petitorio a la gobernadora

Un pedido para rehabilitar y acondicionar la Cuesta de Zapata, la única que mereció un timbre postal del Correo Argentino.
viernes, 7 de diciembre de 2012 00:00
viernes, 7 de diciembre de 2012 00:00

Un anhelo, no digo de toda Tinogasta -ya que algunos ni la conocen- sino de una importante cantidad de vecinos de la capital del “Far-West”, es que la Cuesta de Zapata, por la antigua ex ruta 40 cuando pertenecía a Vialidad Nacional, actual ruta 3 de Vialidad Provincial, sea habilitada y que desaparezca el letrero de intransitable e inhabilitada que la repartición provincial se encargó de colocar, junto a una camionada de tierra en medio del camino, cuando ocurrió la desgraciada caída al precipicio y por cierto el fallecimiento de una turista alemana cuando caminaba por el lugar en el mes de mayo del presente año.
Vale señalar como dato ilustrativo que en el pasado mes de enero este tramo Belén- Tinogasta fue utilizado como parte de la ruta del DAKAR para motos, cuadriciclos y vehículos de auxilio y que posiblemente se repita en el próximo 2013. Este trayecto Tinogasta-Londres-Belén por la Cuesta de Zapata, de Palitos Labrados y del Tambillo, es de un paisaje encantador para propios y extraños, es algo emblemático para el turismo. Turismo del que tanto se rajan las vestiduras hablando en la ciudad capital y lamentablemente aquí que se tiene tanto de lo que la naturaleza brinda no se lo aprovecha.
Con relación a la Cuesta de Zapata, es la única cuesta del país que mereció un timbre postal del Correo Argentino y que con más de cien años de existencia registra en su historial un solo accidente automovilístico, cuando fallecieron tres empleados bancarios de Belén que venían a una fiesta aniversario del entonces Banco de Catamarca en Tinogasta y ahora, el de la turista alemana que inexplicablemente se cayó al vacío cuando caminaba. Por ello como medida precautoria se toma la sabia disposición de CLAUSURARLA. Si tenemos en cuenta ello, por esta misma razón el tramo de Fiambalá a Las Termas, inaugurado el 9 de julio de 1974, tiene más accidentes y fallecidos, al igual que la del Totoral y tantos otros lugares y no se clausuraron.
Según trascendidos en nuestro medio, ahora el Rotary Club Tinogasta hizo propia la inquietud del grupo de tinogasteños para hacer viable el tramo Tinogasta-Londres–Belén y gestionar ante el gobierno Provincial para que se haga algo y allá fueron, a la ciudad capital, y se habrían encontrado con la sorpresa de que en el nuevo presupuesto NO FIGURA ni un peso para realizar algún trabajo, por la obra faraónica que se tendría que realizar, cuando la realidad no es así, ya que invirtiendo un 95% de ganas de hacer y solamente un 5% para combustible todo se concretaría (ya que máquinas y empleados tienen para hacer dulce), como así ya lo demostró el intendente de Londres, Gilberto Santillán, en 2010, cuando dejó el camino, hasta la parte más alta del cerro -a los 1875 msnm- en perfectas condiciones, que es extensa, el terreno es ripioso y mucho más blando y por lo tanto de fácil movimiento. Esto se hizo y se demostró que ello es posible, es decir que cuando se quiere se puede, indudable que cuando se “inflan” los montos es una clara demostración de no querer hacer nada y si ello se logra, estar “prendidos” de la cola de alguna “cometa”.
Aquí no se pretende que se haga ningún otro trabajo que no sea el de limpiar el camino, en ningún momento se quiere que se hagan obras para rectificar su trazado, desde ningún punto de vista, sino que se mantenga la histórica trayectoria en todo su recorrido, ya que es el mayor atractivo.
El petitorio de los rotarios de Tinogasta es que la primera mandataria de la provincia conozca la realidad y que si VP no tiene interés en hacer el trabajo y mantener la transitabilidad, aduciendo que las lluvias destruyen, antes también llovía y mucho más que ahora y Vialidad Nacional, con elementos más precarios que con los que se cuenta en la actualidad, mantenía todo el trayecto en condiciones de circulación. Y si no puede que al menos NO PROHIBA a los que quieren hacer el trabajo de restauración, como lo hicieran recientemente, que de haberlos dejado la obra ya tendría que estar terminada hasta la cima del cerro.
Lo que manifiestan los rotarios y vecinos es que NO se efectúe ninguna obra faraónica, rectificando el trazado, haciendo voladuras, únicamente que con machetes se corten algunas ramas de la banquinas, hacer cunetas, enripiar algunos sectores como lo que ya se estuvo haciendo, que la ruta sea el vínculo que siempre tuvo la vía de contacto directo Tinogasta-Belén, apenas 83 km. Con el valor agregado del magnífico atractivo turístico que la naturaleza nos regala y que los catamarqueños nos damos el lujo de no tenerlo en cuenta.


Carlos H. Varela

Comentarios

Otras Noticias